Estación de Requejo

Cámara: Canon EOS 20D
Distancia focal: 18 mm
Abertura: F8
Tiempo exposición: 1/320.5″
Ratio velocidad ISO: 100/21°

Anuncios

9 comentarios en “Estación de Requejo

  1. Por sus ventanas tapiadas ,imagino que ya no esta en funcionamiento,desde luego la ubicacion era buena al resguardo de la montaña,esa montaña tan bella ahora afeada por esas monstruosas torres que por donde pasan ,incluido mi pueblo,lo afean todo.Da tristeza ver como el paso del tiempo va haciendo innecesario cosas que en su momento fueron novedosas ,en su momento el tren sustituyo a las diligencias de mulillas de cascabeles que hacian sus paradas en las ventas,las cuales tambien desaparecieron o se transformaron. La foto es preciosa, con ese cielo que no se sabe si anuncia cambio de tiempo……..

    Me gusta

  2. Ah, las torres… Cierto, son sangrantes en todos lados, pero en Triufé hay un ejemplo tremendo, en la parte baja del pueblo – la más cercana a la N-525 – donde hay una casa preciosa abandonada que podría aprovecharse… pero que una torre de estas a veinte metros escasos le quita casi todo el encanto. Por no hablar del cortello de lobos en Lubián o tantos otros ejemplos.
    Me alegra tu regreso, Inés.

    Me gusta

    1. De el autor de esa casa hay en mi mente una historia ,que quizas me atreva a escribir…..

      Me gusta

  3. Otra estupenda estación que traes. Pena el abandono. En la provincia de Córdoba,una estación abandonada la de Doña Mencía, la reutilizaron como restaurante y, por lo menos, tiene un uso que mantendrá en pie el edificio además de poder usar las antiguas vías como lugar de paseo. Creo que en Orense en la de San Francisco la falta de uso de la estaciíon ha hecho que esté deteriorándose.
    Salu2

    Me gusta

  4. No conozco la de Doña Mencía, pero me parece un buen camino por dónde avanzar. La mayoría de la estaciones – al menos, las de esta comarca – tienen una situación muy buena y el aprovechamiento turístico me parece una solución a su futuro. No quiero decir que sea fácil, pero es una posibilidad a tener en cuenta.
    Saludos, Juan Carlos

    Me gusta

  5. Todas las estaciones que nos presentas son unos edificios sólidos, que aguantan el paso del tiempo a pesar de las inclemencias y del abandono. Ahora ven pasar los trenes y ninguno para. Es el signo de los nuevos tiempos.
    Un abrazo.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.