Jovenzuelos

Éste es un serbal que bajó de la sierra como rama rota, ni siquiera esqueje: tras unos años indeciso ha decidido dar el estirón.

jovenzuelos01

Y este es “El Tejo que llegó de Cantabria“: en plena ¿adolescencia?

 

B.S.O.: Mott the Hoople – All The Young Dudes

Anuncios

14 comentarios en “Jovenzuelos

  1. Jovenzuelos que han podido tener la oportunidad de un próspero futuro. Es gratificante comprobar como el esfuerzo tiene recompensa y la naturaleza una fuerza magnífica.

    Un abrazo, Xibeliuss.

    Me gusta

    1. Un fuerte abrazo, Marisa. Y suerte en el cambio que has elegido: tú ya sabes que las tierras del Duero no son fáciles, pero tienen sus alegrías también.

      Me gusta

  2. Dime qué magia hay para que de una rama de serval salga un árbol, porque tiene buen aspecto; en cuanto al tejo, no sé si será ya joven porque llegan a ser milenarios. Da alegría ver cómo tiran y se desarrollan. Tengo un acebo y crecer crece pero no sé si veré alguna bolita.
    Un abrazo.

    Me gusta

  3. Ah, sí, debe ser magia: durante tres años pensé que no iba a salir nada y ahora… pues se ha puesto a buscar el cielo.
    Sí, “juventud” para el tejo es muy, muy exagerado: cosas como ésta te ponen rápido en tu lugar.
    Un abrazo, Valverde

    Me gusta

  4. Que buen hermanamiento, que bien cuidado se ve y cuanto me alegro.
    Ojo a la advertencia de Logio, lo de los incendios es para llorar.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Jjejeje Y eso que aquí sale un tanto “despeinado” por las primeras lluvias del final de verano… De verdad, da gusto verle.
      Abrazos, “compadre” 😉

      Me gusta

  5. Con los árboles hay que tener paciencia,algunos como el Tejo hasta que enraizan bien no comienzan a crecer y además crean micorriza arbuscular que les ayuda a absorber los nutrientes del suelo. Después ya son imparables.Cuidado con él, te puede tapar las vistas.El Serbal es un árbol muy vistoso y sus semillas les encantan a los pajaritos.Si siguen así, pronto podrás sentarte a su sombra y escribir otro libro…
    Un abrazo amigo.

    Me gusta

    1. En realidad, tiene razón Valverde: con la edad que pueden llegar a alcanzar los tejos, lo de adolescencia es muy exagerado ¡más bien es un bebé todavía!
      Abrazos

      Me gusta

  6. Que precioso está el tejo…A los servales, en mi tierra les dicen mostajos o argumenos, ya no sé cual es cual. La diferencia es que los frutos de uno se comen y los del otro no. O se comen sólo una vez 😛

    Un beso

    Me gusta

    1. Acabo de enterarme que el nombre correcto es “serbal” y no “serval” (que bestia soy) Jjejeje Los de por aquí, como el de la foto, no tienen frutos venenosos…. pero saben a rayos. Aun así hay quien se empeña en hacer mermeladas con ellos y, vaya, no quedan del todo mal…
      Un abrazote, Alma. Se te echaba de menos.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.