Montoro y las cifras estadísticas

Montoro

Los informes de Cáritas sobre la pobreza “no se corresponden con la realidad” ya que “son informes de contenido puramente estadistico” – dijo el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas de este país, mientras mostraba una batería de cifras estadísticas para demostrar lo bien que él lo estaba haciendo.

Tengo amigos trabajando en ayuntamientos pequeños, perfectamente saneados, con fondos propios suficientes y al corriente de sus pagos, a los que no se les permite acometer obras – aunque no supongan endeudamiento – para no incrementar las cifras estadísticas de gasto público.

En mi provincia los cursos de formación para desempleados, esos que suponen la suspensión temporal de la demanda de empleo, se concentraron en el último trimestre de 2013 – primero del 2014. ¿Las cifras estadísticas no tuvieron nada que ver?

En la misma rueda de prensa, el Ministro presentó powerpoints con el déficit sin incluir el coste con el rescate bancario y, aparte, otros que sí lo incluían. ¿Quién asume el coste? ¿Es déficit o es pura estadística?

Las cifras son las que son, pero… ¿el pollo se ha repartido o hay quien se lo come mientras los demás miran/miramos?

 

Anuncios

18 comentarios en “Montoro y las cifras estadísticas

  1. Ellos no tienen pinta de pasar hambre. Las cifras se las inventan. Yo ya se como manipulan las cifras de parados, sencillamente te hacen desaparecer de las listas. Lo se por experiencia, esta semana hemos tenido nuestra guerra particular.
    Los costes son pecata minuta, los asumimos todos, incluso los recien nacidos…..
    Feliz Domingo.

    Me gusta

    1. ¿Los recien nacidos? ¡Y los que no han nacido todavía! Si no he entendido mal, el rescate de las autopistas – perdone la demagogia, señor ministro – se va a financiar con bonos a 30 años: una decisión política que ya va a suponer una herencia para que los que vengan detrás se puedan justificar tan bien como usted hace.
      ¡Feliz domingo, Inés! Abrazos

      Me gusta

  2. Son declaraciones vergonzosas las de este ministro, mira que venir Cáritas a decir que los niños pasan hambre, estropear el discurso de la mentira de la recuperación, si es que no se puede uno fiar de nadie, ni siquiera de Cáritas.
    No sigo, escribiría palabras de las que luego me arrepentiría.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Me pregunto si este comentario del ministro no estaría planeado para desviar la atención. Hay economistas (algunos tan poco “sospechosos” como el economista jefe de Funcas) que llevan tiempo sospechando de la manera en la que se están contabilizando los datos económicos del 2013. Con su frasecita, el ministro ha dado un titular a todos los periódicos y el tema de las dudas queda, al menos de momento, en segundo plano.
      No sé si será así, pero tampoco me extrañaría.
      Abrazos, Valverde

      Me gusta

  3. Tienen tan asumido el papel de mentirosos profesionales y del ejercicio de un poder sin razón, que aunque todos los demás veamos sus trampas no se inmutan. Habría que estudiar de qué tipo de material tienen hecha su cara y sobre todo sus tripas y su corazón

    Me gusta

    1. ¿Material? Como mínimo Admantium, aquel metal de naturaleza extrema que se inventaron los guionistas de la Marvel para buscarles las cosquillas a los superheroes, jejeje
      Sí, lo peor es eso: que aunque veamos sus trampas ellos siguen. Y parece que al final les sale bien.
      Saludos, Antonio y bienvenido también por aquí

      Me gusta

  4. Yo hace tiempo que me estoy entrenando para NO conocer a estos señores, a pesar de mi curiosidad. Y así, ya que nos tratan como si fuéramos analfabetos, por lo menos que tengan razón en algo. Y es que ha llegado a un punto en mi cerebro en el que, como dice Buenafuente “no puede ya procesar tanta mierda”, con perdón por la expresión.

    Es increíblemente “hábil”, por ejemplo, cargarse toda la Filosofía , la Física y la Ciencia Estadística, en una sola frase: “…no se corresponden con la realidad …son informes de contenido puramente estadístico…” Pues vale.

    A mí siempre me gustó muchísimo la política…aquella que nació en las “Polis”, de aquellos señores con túnica…Sniff

    El dibujo es tuyo??….
    Un abrazo 🙂

    Me gusta

    1. 🙂 Entonces no leas tampoco las “justificaciones” que han argumentado los palmeros de turno para echarle un capote al señor ministro.
      No es exactamente un dibujo: es una foto deformada y tratada por mí. Ganas de experimentar, jejeje
      Un abrazo, Moni.
      Pd. Por favor, dale un vistazo a esto por si te interesa, no sé si te has enterado.

      Me gusta

  5. Ande yo caliente… Lo malo es que seguirán haciendo lo mismo. Estos no ven lo que no les interesa y manipulan a su antojo. Su gente si que tendrá bien llena la andorga. No los escucho porque no los aguanto, y así no me pongo como el tejón 😉 pero leo las mentiras que cuentan.
    Un beso.

    Me gusta

    1. Jejejeje Yo antes le gritaba a la tele y todo, pero ya he conseguido “interiorizarlo”
      Un abrazo, Laura

      Me gusta

  6. Jo Xibeliuss, es que también… no sé, esos guajes ahí sin comer ni comprar material escolar, sólo por chinchar al ministro, hazte cargo, normal que el ministro se harte…

    (me callo aquí que si no se me van a escapar cosas acerca de las autopistas)

    Me gusta

    1. Es verdad, no consigo empatizar con los problemas de este señor. Hago firme proposito de enmienda (a partir de ahora) 😀
      Un fuerte abrazo, Adra

      Me gusta

  7. La estadística es lo que tiene… ¡que da de comer a muchos! La pena es que no se atraganten con alguno de sus números. O de sus ofensivas declaraciones.
    Que se pase por algún instituto o colegio que conozco a la hora del recreo y compruebe como hay bocadillos compartidos con aquellos alumnos que no los pueden llevar todos los días. Este señor no tiene vergüenza.

    Un abrazo, Xibeliuss.

    Me gusta

    1. No, no la tiene. Y casi lo peor es ese aire de suficiencia, ese “me vas a decir tú a mí cómo se hacen las cosas, don nadie”. Les valen “sus” números, no las personas.
      Abrazos, Marisa

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.