Oscuro bosque Volpi

“Gracias a los guijarros luminosos,
uno tras otro, uno tras otro,
a los guijarros como espejos,
uno tras otro, uno tras otro,
los hermanos lograron escapar del oscuro bosque oscuro y regresaron a casa, sanos y salvos,
regresaron y su madre los miró y enfureció,
les dijo perezosos dónde han estado, les dijo,
y les ordenó irse a dormir sin más nada de cenar, sin más nada, perezosos,
mañana iremos por más leña,
mañana muy temprano al oscuro bosque oscuro.”
[…]
“Su primera noche en las barracas, Luk Embler sueña que es hijo de un rey y que en el silencio del
bosque encuentra a una princesa.
El sargento Amat sueña con un corcel azul,
un corcel azul con una montura recamada en oro,
sueña que cabalga el corcel azul hasta llegar a un castillo con torres de cucurucho e inmensos
ventanales,
sueña que se detiene frente al castillo,
sueña que desmonta del hermoso corcel azul
y sueña que, antes de entrar en el castillo, el castillo con inmensos ventanales y torres de
cucurucho,
dispara su revólver y el hermoso corcel azul se desploma sobre la nieve como un fardo.
Jon Guridien sueña que una tribu de enanos lo persigue.
Erno Satrin sueña con una sala de concierto,
un piano en el escenario vacío de una sala de concierto,
un piano del que emana una lenta melodía,
un piano que se resquebraja en mil pedazos.
El subteniente Drajurian sueña con las nalgas de su amada.
Tesa, la prometida del subteniente Drajurian, se sueña enferma,
muy enferma,
invadida por una hiedra que crece lentamente en sus entrañas.
El capitán no recuerda sus sueños.”

Letras: Jorge VolpiOscuro bosque oscuro

Música: Miles Davis (w. Gil Evans)The Pan Piper – Sketches of Spain

Anuncios