Blues del Cementerio

“Conozco un pueblo —no lo olvidaré—
que tiene un cementerio demasiado grande.
Hay en mi tierra un pueblo sin ventura
porque el cementerio es demasiado grande.
Sólo hay cuarenta almas en el pueblo.
No sé para qué tanto cementerio.
Cierto año la gente empezó a irse
y en muchas casas no quedaba nadie.
El año que la gente empezó a irse
en muchas casas no quedaba nadie.
Se llevaban los hijos y las camas,
Tenían que matar los animales.
El cementerio ya no tiene puertas
y allí entran y salen las gallinas.
El cementerio ya no tiene puertas
y salen al camino las ortigas.
Parece que saliera el cementerio
a los huertos y a las calles vacías.
Conozco un pueblo. No lo olvidaré.
Ay, en mi tierra sin ventura,
no olvidaré a mi pueblo.
¡Qué mala cosa es haber hecho
un cementerio demasiado grande!”

Ribadelago de Xibeliuss

Letra: Antonio GamonedaBlues Castellano – Edad
Música: Dizzy Gillespie & Count BasieSt. James Infirmary
Foto propia.

Anuncios

19 comentarios en “Blues del Cementerio

  1. Podía ser tu pueblo , el mío, el de cualquiera de Zamora, sinó está cerca de la capital, o de Benavente, muy triste…

    Me gusta

    1. Cierto, Sara: podría referirse a demasiados pueblos… Es así. A veces pienso que ya no hay solución posible, que no hay forma de dar marcha atrás. Sí, es triste. Y quizás haya que asumirlo cuanto antes.
      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  2. Ay, Gamoneda… (Suspiro)

    La foto es increíble. Cuando ya no nos queden ni las vacas ni las ruinas de tanta belleza seguirán allí los cables eléctricos como odiosos pájaros de malísimo agüero…

    Besos 🙂

    Me gusta

    1. Bueno, ya sabes… una imagen vale más que mil palabras 😀 😀 😀
      No, en serio: esta entrada es el ejemplo justo de lo contrario. La foto puede tener muchas interpretaciones; Gamoneda dice lo que quiere decir alto, claro… y muy bello en su tristeza. Sabe de lo que habla.
      Un fuerte abrazo, Vega

      Me gusta

  3. Buff, que maravilla de post. Me encanta el blues, me encantan las letras de Gamoneda y me encanta más si cabe la foto. La foto es alucinante, me chifla¿Por qué nos gustará a veces tanto lo triste, Xibeliuss?

    Un fuerte abrazo:)

    Me gusta

    1. “No hay memoria sin melancolía ni melancolía sin memoria” – o algo así – decía, creo, Proust. Yo prefiero mantenerme en la nostalgia, que me parece más disfrutar de los recuerdos con un poco menos de tristeza añadida. Uf, no sé. Como dice Tejón más abajo, este temporal que tenemos casi nos invita a estas sensaciones.
      Un fuerte abrazo, Moni.

      Me gusta

  4. Hay ocasiones en las que el animo se encuentra tan receptivo que da gusto leer estos versos, ver una foto que lo cuenta todo y escuchar esos instrumentos llorando, en una mañana gris que hasta la lluvia me resulta cálida.
    Un abrazo y gracias.

    Me gusta

    1. Éste de la foto tú lo conoces bien, Valverde. Me parece que hasta estuviste este fin de semana 😀
      Abrazos

      Me gusta

  5. Los cementerios nunca son demasiado grandes, los muertos no merecen estar apiñados.
    El drama no es que la gente muera, el drama es cuando mueren los pueblos.

    Me gusta

    1. Cierto, Amio, los muertos no merecen estar apiñados. Aunque el pueblo de esta foto sí tiene un cementerio demasiado grande, tan grande como todo un lago. El pueblo se llama Ribadelago, la historia ya la conoces.
      Abrazos

      Me gusta

  6. Tántos pueblos que poblaban León y Castilla y tántos pueblos que quedaron despoblados en León y en Castilla. El campo siempre fue duro y nunca hubo un prohombre que hiciera por ayudar a los que en él viven para que se queden sin abandonar sus tierras. Y hablo de lo que conozco, no sé que pasará en otros pagos.
    La música estupenda.
    La foto me recuerda que ¿se puede saber por qué ya no actualizas el blog, so vago?
    Salu2

    Me gusta

    1. Jjejejeje Hombre, este blog ya está cogiendo hasta cierto ritmillo, casi se hace hasta periódico 😀 El otro sí, está mucho más parado, aunque hoy mismo he encontrado una foto (y un texto) que me apetecía subir.
      Casi mejor así, sin forzar, sin “obligaciones”…
      Abrazos

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.