Omnia Vanitas

“No temas cuando el hombre se enriquece, cuando crece el boato de su casa.
Que a su muerte, nada ha de llevarse, su boato no bajará con él.
Aunque en vida se bendecía a sí mismo – te alaban, porque te has tratado bien -,
irá a unirse a la estirpe de sus padres, que nunca ya verán la luz.
El hombre en la opulencia no comprende, a las bestias mudas se asemeja.”
Salmo 48, I-II

“Por eso mismo pagan ustedes impuestos, pues las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas precisamente a gobernar”
Romanos 13:6

Anuncios