Hielo

“La exploración del Antartico, a comienzos del siglo XX, no se parecía a ninguna otra exploración en cualquier otro punto de la Tierra. No había feroces animales ni indígenas salvajes que cerraran el paso al explorador. El obstáculo esencial era puro y simple: vientos de hasta más de trescientos kilómetros por hora y temperaturas de hasta cincuenta grados centígrados bajo cero. La lucha se establecía entre el hombre y las fuerzas desatadas de la naturaleza, entre el hombre y los límites de su resistencia. La Antártida era también un lugar excepcional por el hecho de que fue auténticamente descubierta por sus exploradores. Nunca vivieron allí pueblos indígenas y quienes pisaban ese continente podían proclamar con razón que eran los primeros de la especie humana que proyectaban en él su sombra.
Iniciada en 1914 y terminada en 1917, es decir, durante casi toda la primera guerra mundial, la expedición del Endurance fue, según se dice a menudo, la última de la Edad Heroica de las exploraciones polares. Se comprende mejor el significado y la importancia de la travesía transantártica propuesta por Shackleton si se tiene en cuenta el contexto de pruebas de heroísmo —y también de egotismo— que se dieron antes de ella. En realidad, la grandeza de Shackleton como jefe del Endurance debe mucho a los sufrimientos casi demenciales de sus anteriores experiencias antárticas”
Caroline Alexander: Atrapados por el hielo – The Endurance, 1998

Anuncios

12 comentarios en “Hielo

  1. Buaaahhh, me encantan las imágenes a contraluz, además ésta es muy pura; y me encantan esas bolitas que quedan por detrás, a las que creo que los que hacéis fotografía de veras llamáis boke:) Y me encanta el hielo. El agua sólida, fría, blanca; siempre el agua.

    De la Antártida que te voy a decir…jeje, sueño con ir casi todos los días, igual crees que exagero; pues no:) No exagero ni un poco. He leído cosas…que sensación conocerla , explorarla…sueño con esa sensación:)

    Un fuerte abrazo!!

    Me gusta

    1. 😀 Gracias, Moni. Esta vez hemos coincidido en temas muy parecidos, sólo que por aquí han bajado más las temperaturas, jejeje. Esta foto la intenté primero en color y no me convenció del todo. Trasteando en b/n sí me ha gustado más.
      ¡Uy, las expediciones polares! Me encantaría ir; pero después de leer sobre las enormes (y penosas) aventuras de Shackleton, Scott, Amudsen o los cuentos del infierno helado de Jack London…. temo que no aguantaría ni un asalto.
      Un gran abrazo

      Me gusta

  2. ¡Home…! Yo a la Antártida no sé, pero un paseo por Monte Perdido o por el Cervino ya me llega para encontrar hielos, je, je.
    El peor viaje del mundo (The Worst Journey in the World) publicado en 1922 por un superviviente de la expedición, Apsley Cherry-Garrard es uno de esos libros sobre la Antártida que hay que leer. Os lo recomiendo.
    Nada he dicho de la foto ¿por qué? porque está muy bien y me da envidia.
    Salu2

    Me gusta

    1. Otro apasionante libro, el de Cherry-Garrard… Aunque debo reconocer que mi explorador favorito de toda esta época es Stackhelton: creo que fue el que más se preocupó por su gente.
      Gracias, JC. Saludos

      Me gusta


  3. Supongo que tiempos y hazañas como aquellas nunca volverán. No queda nada por descubrir sobre la faz de La Tierra. Tal vez un viaje al interior… un una aventura espacial demasiado segura y técnica.
    Lo de la Antártida queda grabado en nuestras mentes desde nuestra niñez.
    La foto, muy apropiada, espectacular al tanto que dura.

    Un abrazo, Xibeliuss

    · LMA · & · CR ·

    Me gusta

    1. Sí, la épica de los viajes espaciales ya es otra cosa: demasiada tecnología, demasiada gente… y demasiado dinero. Aunque supongo que las expediciones al Polo también costarían una buena pasta de su época. Me quedo con el viaje interior y las hazañas a otra escala.
      Abrazos, Ñoco

      Me gusta

  4. Pues sí, prueba de heroísmo y una vez más de la tenaz resistencia del ser humano ante la adversidad. Y allí hubo un fotógrafo para dejar testimonio de ello.
    Un saludo.

    Me gusta

    1. Cierto; y un fotógrafo de los grandes: Frank Hurley. No sólo dejo un testimonio en primera persona de la expedición sino que muchas de sus fotografías eran verdaderas obras de arte. Si no las conocen, pueden dar un vistazo en http://goo.gl/B5I2JJ Merece la pena.
      Gracias, dlt. Abrazos

      Me gusta

  5. Hace poco fui a ver la película del renacido y este fragmento me la recuerda, hombres luchando contra el frío. Todavía no me explico como podían sobrevivir o como aquellos buscadores de oro de las novelas de Jack London, que se quedaban congelados, eso sin contar con las exploraciones de Amundsen y Scott. Increíbles seres humanos, capaces de morir en el intento por llegar al polo sur.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me están llegando muy buenas referencias de “El renacido”: a ver si tengo oportunidad de verla pronto. ¡Uf, Jack London!: en algunas de sus narraciones puedes casi sentir los efectos de la congelación en tu piel.
      Abrazos, Valverde

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.