Una casa en La Lomba

Cada día paso ante su puerta. Todos los días, al menos dos veces. Desde el coche había visto que guardaba algo especial. El tiempo pasaba, un día, otro día, nunca era el momento adecuado. Ayer paré.

20160218 - barrio de lomba 013_tn

Creo conocer a alguien de la familia propietaria. Alguna vez hablamos, nunca de la casa. Como muchas otras en la comarca, está a un paso del abandono. Ella todavía aguanta. Se ve que se han hecho las reformas indispensables para evitar la ruina: un par de vigas de refuerzo, algún puntal. La vegetación gana terreno, aunque no es de mucho tiempo. Alguien cuida de ella.

png20160218 - barrio de lomba 006_tn

Doy una vuelta alrededor. Y entonces, la sorpresa: en la fachada de poniente, en sempiterna umbría, descubro un fino trabajo de esgrafiado. El esgrafiado es una técnica decorativa  que tuvo una gran implantación en Sanabria y La Carballeda (más en ésta última) entre finales del S.XIX y principios del XX. Esta clase de enyesado se encuentra en una situación muy delicada en todo el noroeste zamorano. En su contra juegan su propia fragilidad, la dureza del clima de la región, el abandono general de las zonas rurales y, no menos importante, la escasa valoración actual de este tipo de decoración frente a la “autenticidad” de la piedra desnuda.

barrio de lomba 018_tn

Pese al deterioro, se advierte a simple vista que el esgrafiado de esta fachada es un trabajo profesional – aunque no muy inspirado, si se compara con las grandes muestras de Codesal o Asturianos. Sin embargo, su importancia crece al darnos cuenta de que la casa se sitúa en Barrio de Lomba, en cuyo contorno practicamente no es posible encontrar otros ejemplos de esgrafiado. Entre los habituales motivos de bustos humanos, palomas, herramientas, se distinguen con claridad las iniciales “J.B.” (¿el artesano?) (1) y la fecha de 1921. El año del Desastre de Annual, para hacernos una idea.

barrio de lomba 017_tn

En la fachada contraria, la de naciente, también aparece esgrafiada; pero la técnica es totalmente diferente: ésta es una obra de un aficionado y no demasiado hábil, además. Los motivos se reducen a hojas apenas abocetadas y alguna paloma de basto trazo. Aparece una fecha: ¿1929?

barrio de lomba 011_tn

¿Por qué una diferencia tan abismal entre las dos fachadas, realizadas con sólo ocho años de diferencia? Es difícil aventurar una respuesta. Es cierto que en la fachada de poniente está la puerta principal de la casa y que quizás tenga una piedra de más calidad, pero queda totalmente de “espaldas” al resto del vecindario: mira hacia el arbolado y los campos, mientras que la otra, con su corredor, da hacia la Llama de Barrio, el más transitado lugar de la aldea. Es posible que la respuesta se encuentre en el reparto de la casa por una herencia y que cada uno de los legatarios la arreglase a su manera.

barrio de lomba 005_tn

Hace unos años un coche se salió de la carretera y se estrelló contra la casa. La pared estuvo derribada unos cuantos meses, hasta que al final el seguro – creo – se hizo cargo de la reparación. Los obreros se esmeraron para dejar todo como estaba antes del accidente. Incluso intentaron recomponer el esgrafiado:

barrio de lomba 020

Tal vez dentro de unos noventa años otro curioso se pregunte sobre el porqué de la grafía árabe.

(1) En realidad, como sabemos gracias a los comentarios, las iniciales son “F.B.” y correspondieron al propietario de la casa: D. Francisco Blanco.

 

Pd. Pulsad sobre las imágenes para ampliar

Anuncios

26 comentarios en “Una casa en La Lomba

    1. En realidad, me gustaría saber mucho más sobre la historia de la casa, Katy. 😀 Son muchas las preguntas sin respuesta.
      Gracias y un abrazo

      Me gusta

  1. Tus entradas siempre me hacen pensar, ya sean de aquí o de allá. Pero esta especialmente me reconcome y te diré porqué: mi llegada al mundo, a mi pequeño mundo fue en esas tierras y en una casa llena de corredores en los que no había límites, nuestros eran los nuestros (de alquiler) y los de las casas abandonadas que componían esa manzana incluidos los tejados y las siestas en ellos. Era como vivir en un castillo, incluso tenía pasadizos ocultos…
    A tenido que ser durante esta etapa de la historia que esa arquitectura que refleja Sanabria se esté perdiendo y no te haces idea de cómo duele.
    Las grafías hablan de momentos en que alguien nuevo intervino en su historia. La mano de obra de hoy es de otros orígenes. Me gustaría saber que pone.
    Ojalá hubiera una solución para esas pérdidas, ellos se merecen honrar su memoria.
    Abrazos tristes amigo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Inés. ¿Sabes? La primera frase de tu comentario me hace muy feliz: al menos, cumplo con alguno de mis objetivos.
      Recuerdo con toda claridad tus narraciones sobre momentos en los corredores. El de esta casa es muy bello, y de forma muy clásica en la comarca. ¿Se acaba su tiempo? Me temo que sí, y sin remedio: lo que hay hoy, lo que habrá mañana, será mejor en unas cosas y peor en otras. Diferente.
      Y, por supuesto, siempre tendremos el recuerdo y el homenaje.
      Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  2. Me hago las mismas preguntas siempre que veo una casa o ruina abandonada…incluso mis ruinas, pues también tengo alguna que intento arreglar, y en esa ilusión veo como pasa el tiempo, o la vida, que viene a ser sospechosamente parecido, aunque nunca lo mismo.
    Me vino a la cabeza un fragmento que utilicé en una de mis entradas y que describe con gran belleza lo que yo siento pero no sé contar:

    “Y yo te digo: Cuando alguien se va, alguien queda. El punto por donde pasó un hombre, ya no está solo. Únicamente está solo, de soledad humana, el lugar por donde ningún hombre ha pasado. Las casas nuevas están más muertas que las viejas, porque sus muros son de piedra o de acero, pero no de hombres. Una casa viene al mundo, no cuando la acaban de edificar, sino cuando empiezan a habitarla. Una casa vive únicamente de hombres, como una tumba. De aquí esa irresistible semejanza que hay entre una casa y una tumba. Sólo que la casa se nutre de la vida del hombre, mientras que la tumba se nutre de la muerte del hombre. Por eso la primera está de pie, mientras que la segunda está tendida.”
    (César Vallejo)
    http://lunasdelos.blogspot.com.es/2014/12/la-casa.html

    Ojalá algún día sepamos más de esta enigmática casa de La Lomba:)
    Un fuerte abrazo, Xibeliuss

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Jopé, que sensación más curiosa! Me he pasado a ver tu entrada y la recuerdo perfectamente – sí, soy un memorión: es un problema 😀 – Incluso estaba seguro de haber dejado un comentario, pero no me he encontrado: ha sido como si hubiese viajado en el tiempo hacia un momento en el que debería haber estado… ¡y no me encuentro! 😀 😀 😀
      A quien sí he visto es al ínclito Dani C: curioso que hablase entonces de curroromeros, ahora que él mismo se ha dado la gran espantá (un beso, Dani, si me está leyendo)
      El fragmento de Vallejo es demoledor: “Una casa viene al mundo cuando empiezan a habitarla” Sí, pero… ¿muere cuando se deshabita?
      Un fuerte abrazo, Moni, desde el fondo muy a la izquierda.

      Me gusta

  3. Desconocía este tipo de grabados y me parecen preciosos. ¿Y si el autor tenía un alumno poco aventajado?.Al menos quien fuera lo intentó, los más recientes ya parecen cosa de algún gamberro, tan acostumbrados como están a no respetar nada y a emborronarlo todo.
    A mi me pasa como a Moni, me viene al recuerdo una frase que leí:”Las fotos cuanto más viejas más vida tienen”, creo que las casas también.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. El esgrafiado “popular”, por diferenciarlo del más formal de grandes pueblos y ciudades, es muy, muy curioso. Si no lo has hecho, te recomiendo visitar el link a issu: es una publicación muy completa, tanto técnica como visualmente, que hicieron unos buenos amigos míos.
      Abrazos, Tejón.

      Me gusta

  4. A veces se encuentra uno con grandes sorpresas en lo que aparentemente parece una construcción sin importancia. Cuántas historias habrá detrás de esos muros y de esos esgrafiados y de esos caracteres epigráficos al viejo estilo decorativo de la Alhambra.
    Un saludo, Xibelius.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo quiero creer que el añadido arábigo no está hecho con mala intención. No obstante, y como dice Inés más arriba, habría que saber qué pone.
      Saludos, Cayetano

      Me gusta

  5. Se de muchas casas en estado similar, tanto en Sanabria como Carballeda, y sobre muchas de ellas, que nunca conocí habitadas, he elucubrado largo y tendido, a veces sola , y muchas ( en mi adolescencia ) acompañada. La entrada, y alguno de los comentarios, me ha traido la sensación cuando veo, desde la “casa nueva”, la “casa vieja” en mi pueblo sanabrés. Mi “casa vieja” es de antes de 1900, pero ha sido habitada por mi familia hasta no hace mas de diez años, y en treinta años que la disfruté durante los veranos, ya ha acumulado tantos recuerdos en mi memoria, como huellas físicas tiene desde su construcción … Son casas con alma, y tarea complicada es “meterles mano” sin “mancillarlas” … Ojalá seamos capaces de mantener la esencia de alguna de ellas, al menos de aquellas que, algunos, deseamos conservar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cierto, Diáspora: es muy difícil “meterles mano” sin “mancillarlas”… aunque también ha menudo pienso que casi cualquier cosa es mejor que verlas caídas en el suelo. En Sanabria – como en tantos otros sitios – se han hecho barrabasadas horribles, tanto en restauraciones como en nuevas construcciones. En los últimos años, los ayuntamientos – algunos – han intentado poner coto a esto con normativas más restrictivas, pero a veces las exigencias son tan altas – o tan inasumibles – que la gente no repara las casas. Y ver cuatro paredes medio derrumbadas y comidas por las zarzas es lo peor que le puede pasar a una casa.
      Abrazos

      Me gusta

  6. Una casa está viva mientras tenga habitantes que hagan los retoques que sean necesarios. La casa se cae cuando queda abandonada y es una pena que estas casas caigan poco a poco en la ruina, porque, por los motivos que sean, dejen de estar habitadas.
    La técnica del esgrafiado no la conocía; creo que nunca la había visto antes en una fachada. Cuando vuelva por esa zona me fijaré más.
    Salu2

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí: en cuanto no hay una mano pendiente del mantenimiento, la casa empieza su declive. El punto de inflexión suele ser el tejado. Cuando se viene abajo, aunque sólo sea una pequeña parte, la casa está condenada.
      Saludos, JC

      Me gusta

  7. Hay muchas casas en este estado y cada una guarda una historia oculta de sus moradores, como esta con sus esgrafiados.
    Me gustan las fotos en blanco y negro, se amoldan muy bien con el estado de la vivienda.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  8. Lo primero, gracias por centrar tu atención en esta hermosa casa y su historia. Incentiva el recuerdo y el diálogo acerca de nuestro pasado y despierta el interés olvidado por ella, marcado en sus ruinas. Las iniciales “J.B.” que destacas, en realidad son “F.B” Francisco Blanco, mi bisabuelo y propietario de la casa. En ella nacieron y vivieron nueve de sus diez hijos, entre ellos mi abuela. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Vaya sorpresa!
      Muchas gracias por pasar y comentar: a veces esto de internet es como tirar un mensaje dentro de una botella y esperar a ver a dónde lo lleva el mar.
      Gracias también por la aclaración. Si te apetece contar algo más de la historia de la casa, este espacio queda a tu disposición.
      Saludos.

      Me gusta

  9. Pues sí que es rudimentario el trabajo de esgrafiado que nos muestras, pero, claro, cuando la necesidad apretaba buenas eran las mañas de los habitantes de las casas. Fuera ratesanos y viva la inventiva. Por estos lares del sur de la provincia de Salamanca también se estilaban mucho los esgrafiados, sobre todo en la Edad Moderna. De hecho se ve una unidad temática y estilística de esta zona y del norte de Extremadura. Es posible que los artistas se desplazaran por las distintas villas y pueblos según los encargos.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues no sería raro, el desplazamiento de los artesano. De hecho, estoy seguro que por La Carballeda pasó lo mismo, ya que son decoraciones más profesionales, al menos un buen número de ellas. Digamos que en la fachada de poniente de esta casa se ve la mano de un profesional medio, no de uno de los especialistas. La otra fachada es, claramente, de factura casera.
      Saludos, Carmen

      Me gusta

  10. Así como la construcciones antiguas, de mérito, me gustan por lo que valen; ésta viejas, en trance de desaparecer, que casi nadie admira, me gustan por lo que hacen sentir.
    Y a veces, como en esos esgrafriados de la fachada principal, nos descubre valores que las personaliza, y hace más triste su próxima pérdida.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. En el fondo, la mayoría de nosotros somos como estas casas: anónimos, con nuestros valores medio ocultos y pocos se acordarán de nosotros cuando hayamos partido, salvo los seres queridos. Quizás eso es lo que nos las hace atractivas en su humildad.
      Saludos, dlt

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.