Bocetos, cómics y otros garabatos

“A veces pienso que subo cosas a Internet para saber dónde las tengo”

tn_figura 1
Nací con un lápiz en la mano. Al menos, así lo recuerdo yo. Mis cuadernos, mis libros de texto y a veces hasta mis pupitres pueden dar fe de ello. Desde el parvulario a a la universidad y más allá, en cualquier lugar donde haya que tomar nota de algo, yo planto un dibujito. Durante muchos años, mi ambición en la vida fue convertirme en autor de cómics. Ojo a los no iniciados: no dibujante, no guionista, no ilustrador, ni siquiera pintor: lo que yo quería era contar historias con dibujos. El arte secuencial, como lo bautizó Will Eisner.

Pero llegó un momento en el que supe que no tenía el talento necesario y, además, nunca lo iba a tener: no es cuestión de práctica, ni de estudio, ni de empeño. Es algo que lo tienes o no lo tienes. Así que abandoné. Es posible que algunos entre ustedes, con la mejor de las intenciones, piensen que me precipité, que debí seguir intentándolo. Se lo agradezco, pero yo no me arrepiento de mi decisión. Lo que no quita que un lápiz y un papel sigan siendo una atracción irresistible para mis manos. Y que a la hora de contar una historia, en mi forma de narrar, me hayan marcado Will Eisner, Carlos Giménez, Franquin, Moebius, Hugo Pratt, Horacio Altuna, Frank Miller y muchos otros tanto como Ford, Kubrick, Hammet, Steinbeck, Ellroy o Bierce. (Hala, ya he cumplido con el cupo de referencias cultas por hoy)

Quienes me conocen desde hace tiempo tal vez recuerden que en el blog “Igual te interesa” publiqué una entrada con varios de mis garabatos. Entonces ya explicaba que fui un absoluto desastre con el archivo y que lo poco que conservaba de aquellos años se había perdido por la suma de mi propia “desastrosidad”, varias mudanzas y una serie de catastróficas inundaciones. En verdad que fue así.

Las lluvias monzónicas de esta primavera han inundado de nuevo mi sótano y ha habido que reorganizar todo una vez más. Y, oh sorpresa, han aparecido otros cuantos de mis garabatos; no entre mis cosas sino entre las de mi chica. Son papeles que hace años ella recopiló/yo le regalé y ha sabido conservarlos mejor que yo mismo, jejeje.

Si les apetece, suban conmigo al tren: están invitados a un viaje hacia el pasado y mi propia nostalgia.

tn_figura 2

tn_figura 3

tn_figura 5

La imagen de “portada” es una muestra clara de lo que antes decía de mis apuntes. De hecho es un garabato en la contra tapa de un cuaderno de espiral. Durante años llevé siempre encima tacos de papel reciclado, que yo mismo me preparaba, en los que plasmaba miles de bocetos muy similares a éste: una mezcla de apuntes del natural con invención pura y dura y reescrituras de memoria de mis dibujantes favoritos. Las siguientes imágenes son intentos de encontrar un trazo propio con el pincel y la plumilla. En realidad yo me sentía más cómodo con los lápices y, sobre todo, con el boli Bic, sólo que entonces no se le consideraba un instrumento “noble” para el dibujo. Creo que hoy tampoco.

tn_figura 6

Este sujeto malencarado, dibujado a punta de rotulador rOtring (¿lo recuerdan de clase de dibujo?) es casi un fusilamiento de Hal Foster, el creador de “El Príncipe Valiente”. Lo traigo como ejemplo de los problemas de perspectiva tan tontos que me podían surgir, por ejemplo, al dibujar un pie: mi intención nunca fue que este hombre tuviese un muñón al final de la pierna derecha.

tn_figura 7

Un grupo de amigos grafiteros me pidieron una imagen para un mural y éste es el boceto que hicimos. Llegamos a pasarlo con cuadrícula y tiza a una tapia de la calle San Mateo, pero las obras empezaron antes de lo previsto y no se empezó ni a pintar. A pintar ellos, digo, porque con los esprays siempre fui un negado.

tn_fredo 1

tn_fredo 3

tn_fredo 2

tn_fredo 4

Y llegamos al cómic propiamente dicho. “Voltios” fue un fancine de fotocopias grapadas y exigua tirada, financiado y distribuido por un grupo de locales de Malasaña y alrededores. En él nació y corrió sus andanzas el ínclito Fredo Pedo.

tn_FredoComic1

tn_FredoComic2

tn_FredoComic4

tn_FredoComic5

tn_FredoComic3

Fredo Pedo era hijo de Smiley, la carita sonriente de los veranos ácidos del amor que cuando se popularizó internet se reconvirtió en emoticono 🙂 El hermano de Fredo era Fido Dido, entonces omnipresente en todo tipo de merchandising esponsorizado por Seven Up. La mayoría de las historias de Fredo, de una sola página, eran parodias de la publicidad de la época.

tn_FredoComic6

Con esta historieta gané un premio en una Semana del Cómic organizada en la Complutense, uno de los pocos concursos a los que he concurrido en mi vida, ya sea de dibujante o de cualquier otra cosa. El personaje de Fredo Pedo llegué a ofrecerlo a varias editoriales. El Jueves, entonces dirigido todavía por Óscar y José Luis Martín, me mandó una amable carta diciendo que tenían el cupo más que cubierto. Otras, recuerdo por ejemplo La Cúpula de Berenguer, ni siquiera respondieron; supongo que es lo habitual ante trabajos no solicitados.

tn_Sueño001

tn_Sueño002

tn_Sueño003

tn_Sueño004

Sueño” fue una historieta de cinco o seis páginas, no lo recuerdo bien. Iba a ser publicada en “Voltios”, pero el fancine se acabó de repente y quedó en el limbo. Estos son muestras del trabajo que lleva un cómic y que normalmente no se conoce: el diseño de los personajes, el story-board (reparto de la historia en diferentes viñetas y los encuadres a utilizar) o incluso las pruebas de “manchado”, la prueba de qué partes van en negro y cuáles en blanco para que la página tenga ritmo y unidad visual. (Por cierto: en este dibujo el tipo tiene una mano al revés)

tn_Indio y Tebib

tn_tebib

tn_indio

No sé si lo he comentado antes: Indio y Tebib, la pareja de policías que aparece en varios de mis relatos, nacieron como personajes de cómic. Primero El Indio, con la personalidad chulesca que luego pasó a su compañero y unos rasgos parecidos al “Torpedo” de Bernet, si éste hubiese tenido una madre comanche. De él llegue a dibujar cerca de cuarenta páginas, casi un álbum; pero lo cierto es que eran bastante flojas, tanto en guión como en dibujo. Estas pruebas son de bastante después, ya con los papeles de los dos protagonistas bien definidos, aunque la representación gráfica del Indio todavía me hacía dudar. Eran parte de la preparación de una historia que llegué a abocetar entera y que tenía mucho de lo que luego fue el episodio del caza vampiros Warheitmester, en “La Estación de Chamberí

Mis historias tienen raíces profundas, jejeje. Eso o que lo reciclo todo, que también puede ser.

Anuncios

22 comentarios en “Bocetos, cómics y otros garabatos

    1. Jjejeje Sí, sí: como los hombres del Renacimiento.
      Gracias, pero yo más bien me veo como el pato de Iriarte:
      “pues ni anda como el gamo,
      ni vuela como el sacre,
      ni nada como el barbo”
      Se agradece, Cayetano 😀

      Me gusta

  1. Pues yo soy de los bienintencionados que sigo pensando que te precipitaste, tus dibujos tienen personalidad e identidad propia, bien podrían estar ocupando un lugar en la semana del comic de Barcelona.
    Yo no era muy consumidor de este tipo de publicaciones pero de vez en cuando caía algún ejemplar de El Vivora…es que era carilla,¿eh?. Y de El Papus tengo una caja grande de cartón llenita, de vez en cuando echo un vistazo y siguen estando totalmente vigentes.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jopé, sí que eran caras, sí; al menos, para mi poder adquisitivo de la época. Yo leí mucho en las bibliotecas y hemerotecas públicas, donde se encontraba de todo. Es cierto que hacer una edición decente de un cómic sale bastante más caro que una revista del corazón o de actualidad, aparte que la diferencia en la tirada es brutal. Ahora los cómics clásicos se editan en tomacos de tapa dura que da gusto verlos…. y que siguen siendo la leche de caros para mi bolsillo 😀
      Abrazos, amigo.
      Pd. ¡Y gracias por el mapa, cuanto más lo miro más me gusta!

      Me gusta

  2. El que las subas a Internet para saber donde las tienes, nos da la oportunidad a los amigos de disfrutarlas. No entiendo por que no te publicaron tus trabajos, tal vez no llamaste a las puertas adecuadas o no tenías amigos con influencia en ese mundillo. Recuerda eso tan sabio que se dice: ni son todos los que están , ni están todos los que son. Gracias a tu chica por guardarlos. No pierdas la esperanza, tiempo hay aún o en la eternidad… Abrazos amigo.

    Le gusta a 1 persona

  3. La idea de subir a Internet tus obras para tenerlas juntitas y poder encontrarlas nos da la oportunidad de admirarlas a tus amigos. Gracias a tu chica por conservarlas, aunque bajo su custodia tal vez estuvieron más seguras. No comprendo cómo no te publicaron nada pues a mi me parecen geniales. Tal vez no tenías amigos influyentes en ese mundillo. Pero no desesperes, tal vez aún no llegó tu momento … Algunos Genios no vieron publicada su obra. Quisiera que este no fuera el caso, pues esa idea de contar cosas con dibujos es muy creativa y marca épocas que han sido testigos de nuestra vida. Abrazos amigo. Sigue dejando constancia de tus ideas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Inés.En realidad con los años veo esto de otra manera. Por supuesto, me parece fantástico que haya gente que haga del “arte” (con comillas para abarcar muchas cosas) su vida profesional y viva de ello. No es mi caso, pero tampoco quiero renunciar al placer que me da escribir, hacer fotos, o dibujar cuando dibujaba… y enseñarlo a quien le pueda interesar. Entonces, ¿cuál es la solución? Pues para mí Internet ha supuesto una oportunidad total: continúo con mis aficiones, me relaciono con gente con la que compartirlo (y a lo mejor vive a cientos de kilómetros), yo decido lo que quiero mostrar y cuándo, mantengo un nivel de actividad que me parece razonable/manejable… y de lo contrario, echo el freno y cambio las formas. Hoy por hoy ni me planteo ganar dinero con ello. Y, como ya he dicho otras veces, me da mucha pereza el mundillo de los concursos, enviar cosas a editoriales, entrar en según qué ruedas… cuando mi trayectoria vital va por otro lado.
      No soy ni un Cervantes ni un Picasso. Con que alguien se interese por lo que hago me doy por muy satisfecho 😀
      Un abrazo.
      Se te espera

      Me gusta

  4. Una vez oí decir a una persona con apellidos ilustres que su padre (grande entre los grandes) le había dicho que ” el talento no era nada…que el talento abundaba…que lo que importaba era el trabajo…”
    Ya.
    Me pareció tan injusto (falos, por supuesto), sobre todo viniendo de quien venía…lo siento, pero así me pareció. Así que me quedé mejor con otra frase que sí (quizás también) dijo su padre: la clave es la ilusión.
    Yo, que no soy nadie, mejor dicho, soy Nadie XD….te digo, amigo: el talento es muy escaso, muchísimo, y raro, y frágil, y libre. El trabajo se hace, el éxito se mercadea, el talento sólo se tiene.
    Y no te voy a decir que lo tienes, porque está visto que no te lo vas a creer 😉
    No esperaba menos de El Jueves, que contestara amablemente, al menos. A la otra, La Cúpula, no la conozco.
    Gracias a la inundación, y a tu chica, y al boli bic y al rotring; a tí no, desastre XD A ti sólo gracias por dibujar así (son fantásticos, Xibeliuss), y por contarlo así también….. Me uno a tu nostalgia:)

    Un besazo, artista!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ajá. “Fallos”. Bienvenida a la desastrosidad 😀 😀 😀
      Estoy de acuerdo un poco contigo y otro poco con el de los ilustres apellidos:
      Creo que para hacer algo que valga la pena hay que tener talento, ilusión y dedicar muchas horas de trabajo. De la mezcla de las tres cosas y sus proporciones sale luego, llevado a sus extremos, una Gran Obra u otro saldo más de mercadillo de ocasión. Sólo los Grandes Genios, de esos que sólo hay un puñado en la historia, pueden a veces saltarse la ilusión y/o el trabajo; aunque la sobredosis de talento suele ser dañina para la salud 😀
      En fin, que como le contesto a Inés un poco más arriba, yo me siento muy cómodo así y muy agradecido con tener amigos a los que les guste lo que hago. Y disfrutar con lo que vosotros me dais: textos de alto nivel, fotos llenas de vida y/o de bellezas insólitas, rutas a bosques y montañas asombrosas… Que además me motivan para ofrecer algo a la altura. Lo que a veces siento es no poder dedicar más tiempo.
      Bueno, dedicar más tiempo a todo 😀
      Un grande abrazo, Moni.

      Pd. La Cúpula era la editorial que editaba la revista El Vibora, la de Piter Punk, Makoki y otros cuantos en la misma onda: http://www.tebeosfera.com/obras/publicaciones/vibora_el_la_cupula_1979.html

      Me gusta

  5. Xibeliuss, se nota que naciste con un lapiz en la mano, porque tanto los bocetos, los comics o los garabatos como dices , están muy bién. Talento tienes , otra ocasa es que no te los publicasen, porque no siempre triunfa el talento, todos sabemos que muchas veces triunfa el que tiene un buén padrino.
    Gracias por enseñarnos tus dibujos, y por todo lo que haces .

    Le gusta a 1 persona

  6. No entiendo mucho de comic, dejé de leerlos hace un porrón de años. Recuerdo que compartía con los amigos revistas como Cimoc, El Cairo y Víbora. Es una lástima que lo dejaras, me parece que en esos dibujos hay talento y buenas ideas. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ah, pues creo que todos aquellos interesados en la narración, en las formas de contar historias, deberían intentar acercarse al cómic.
      Es cierto que durante muchos años la imagen del llamado “cómic adulto” fue la continua exposición de chicas ligeras de ropa y batallas interespaciales; más que “adulto” era muy “adolescente”. Por supuesto, este tipo de historieta siempre tendrá su público y me parece muy bien; pero no toda la literatura se parece a Enid Blynton.
      Hay autores que, desde los inicios, han usado el medio para contar historias de otro tipo y dirigidas a otras sensibilidades. Así, la obra de artistas como Paco Roca, Carlos Giménez, Art Spiegelman (que con Maus ganó premios literarios, no sólo de cómics) o Marjane Satrapi (Persépolis) puede ser disfrutada – ¡y mucho! – por un público más acostumbrado a otro tipo de formatos.
      Al final, por lo menos para mí, lo que cuenta es si la historia es buena y está bien contada. El medio es casi lo de menos.
      Gracias, Santiago. Saludos

      Le gusta a 1 persona


  7. Me parece que te infravaloras. Los que hemos merodeado por distintos tipos de cómics podremos asegurar que tu obra no es tan mala como pareces indicar, al menos, a mi me gusta. Lo que no se puede certificar es que llegaras a alcanzar a los grandes mitos, pero en eso, y en casi todo, ni tú ni ninguno de los demás mortales.
    Y no te vayas sin preguntarle a Moni por dónde tiene la cabeza. Me intriga.
    ¡Ánimo, dibujante! Reemprende la tarea.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Le gusta a 1 persona

    1. Jjejejeje A ver, que tal vez no me he explicado bien del todo 😉
      Tampoco es que crea que mis dibujos (y no sólo estos, que no dejan de ser bocetos y garabatos) fueran tan malos: de ser así ni se los hubiese regalado a mi chica, que en aquel lo entonces ya lo era pero ninguno de los dos sabíamos por cuanto tiempo. Cada uno para ligar usa las armas que tiene a mano, y a mi los dibujitos me parecieron un argumento legítimo. 😀
      Y, por supuesto, tampoco los exhibiría ahora aquí, por mucho que estemos entre amigos. Soy consciente de que tienen un cierto valor; por supuesto no a la altura de los grandes mitos… pero es que tampoco a un nivel medianamente profesional. Y no pasa nada: no todo el mundo puede ser un genio, pero todos podemos divertirnos con lo que nos gusta.
      Y, como hablaba con Moni, al final todo se reduce a una mezcla de talento, ilusión y trabajo. El talento, lo más escaso, se puede suplir aumentando los otros ingredientes, pero si uno de estos dos también decae… es mejor cambiar.
      Y no me infravaloro, jejejeje: soy el mejor Yo que he conocido.

      Un abrazo, Ñoco

      Me gusta

  8. Se me había pasado esta entrada, Pues, al fin y al cabo, parece que esa inundación ha servido para rescatar un poco de pasado; y ha sido toda una sorpresa, al principio pensé que era una entrada sobre algún autor consagrado y al final resultaron ser Comics by Xibeliuss.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  9. Mira por donde el pasado regresa y para bien, recuperando viejos papeles olvidados y rememorando su origen. Me ha sonado a entrada diferente, distinta de lo que nos tienes acostumbrado, quizás con un pelón de nostalgia. No entiendo de cómics ni sé si tienes talento, pero a mí me han gustado.
    Un abrazo, artista.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad, hacía tiempo que no publicaba una entrada de este tipo. Antes eran más habituales, sobre todo en el blog que se llamó “Igual te Interesa”… La nostalgia es como un alcohol de alta graduación: hay que tomarla en tragos cortos y siempre con responsabilidad. Me preocupa llegar a una etapa de mi vida en la que me apetezca hablar más del pasado que del futuro, jejeje
      Abrazos, Valverde

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.