Je suis

Pues nada, que parece que mientras aquí estamos entretenidos con la muy triste situación de Venezuela o con la épica de la champions league y su posterior paseo por ayuntamientos y otros centros de poder, en Francia, oh la lá, la gente está en la calle partiéndose literalmente la cara contra una reforma laboral que aquí, me temo, nos hubiesen colado sin ningún problema en lo que dura un intermedio del Sálvame de Luxe.

Como los grandes medios periodísticos españoles están escamoteando la información de este tema desde que surgió, ya en enero de este año – salvo algunos sueltos tendenciosos del tipo “lucha de poder entre gobierno y sindicatos” o “la tradicional resistencia francesa a los cambios” – pues sirva este pequeño grano de arena como recordatorio de que quizás no todo esté perdido. ¿Son Manuel Valls y Hollande los sucesores de Olof Palme? ¿Siquiera de Willy Brandt? Si el papel de la socialdemocracia hoy, la cacareada Reinvención de la Izquierda, es servir de escudero mamporrero al neoliberalismo, apaga y vámonos.

Hoy, como hace unos meses, yo también estoy con los franceses.

Et maintenant, je suis aussi la France.

je suis Paris small

Anuncios

17 comentarios en “Je suis

    1. Tienen una historia de contestación al poder que aquí, lamentablemente, no existe o al menos no es mayoritaria. Parece que nos escudamos demasiado o bien en el fatalismo – si nos oponemos será peor – o en la obediencia ciega – sus razones tendrán los que sabes de esto. En ese sentido les tengo mucha enviadia a los franceses.
      Abrazos, Cayetano

      Me gusta

  1. Y, mientras tanto, sus vecinos españoles como si nada. Venga reforma laboral, venga recortes en sanidad y educación, venga subida de impuestos, venga corrupción, venga chupar del bote público, venga empresarios recordándonos los vagos que somos, venga recochineo de que ivíamos por encima de nuestra posibilidades, venga que la culpa la tiene el ciudadano, venga, venga, venga y así hasta entumecernos y pensar que da todo igual, y que sigan los mismos, que mejor que nos quedemos como estamos que andar con aventuras, no sea qu evenga otra guerra (cosas que he oído por ahí y que no invento).
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Pero lo peor es que todavía, pasados ya unos años desde el inicio de la crisis y después de conocer todo lo que se ha conocido, ¡hay gente que sigue defendiendo esos mismos argumentos! Y peor: ¡gente que los asume como propios! Si no fuese trágico tendría hasta su lado cómico.
      Saludos, Carmen.

      Me gusta

  2. Con el gobierno que tienen, no se porque andan tan enfadados. Pero también muestran esa agresividad contra las importaciones españolas que tienen que cruzar Francia y no me gusta lo que hacen, por eso no me solidarizo. Tal vez la culpa de todo la tengamos todos por habernos dejado convencer de que era bueno esa unificación europea que no es tal y nos cuesta mucha frustración y dinero.

    Le gusta a 1 persona

    1. No entiendo muy bien tu primera frase, Inés: ¿Por qué no deberían “estar tan enfadados” con su gobierno, si es su gobierno el que está tratando de cercenar radicalmente sus derechos laborales? ¿Porque el gobierno haya salido de un partido que se llama a sí mismo socialista? Yo creo que somos lo que hacemos, no el nombre que nos ponemos.
      En lo de las importaciones estoy de acuerdo contigo: creo que es un grave error por parte de los agricultores franceses. Demasiadas veces hemos sido para ellos los “vecinos pobres” que les hemos ido a “invadir” con productos por debajo de su precio de coste, o que hemos emigrado a su país sin conocer siquiera el idioma, siendo demasiado bajitos, demasiado morenos, demasiado ruidosos… Vamos, casi como marroquíes o como portugueses. En todo caso, la huelga es general, no sólo de los agricultores.
      Para mi, la Unión Europea fue otro bonito sueño que nos han acabado por corromper. Y los problemas tienen fecha y hora de inicio: la firma del tratado de Maastricht. Sólo hubo una formación política española de la época que se opuso a su firma, explicando, con todo detalle, lo que después ha ido pasando punto por punto. Todas las demás se unieron fervorosamente al tratado. Ninguna ha reconocido su error.
      Yo creo que ha llegado el momento de disolver esta unión y empezar de nuevo.

      Me gusta

  3. Yo siempre estoy con ellos, a pesar de sus defectos, de los que me cuentan que tienen, porque yo les veo pocos. Por herencia de mi tía y haber estado allí muchas veces, me encantan. Por tantos y diversos motivos…ya sabes que me enrollo en tu blog como las persianas…
    Un día pondré alguna foto de cuando iba por allí; al margen de la política…nunca seré objetiva, lo sé, y desde esa subjetividad consciente amo “la france” y su potente y arraigado sentido (sentimiento) de la libertad. Y aunque no lo creamos, y no lo crean, les gustamos. Cosas del romanticismo, tal vez.

    Un besazo..je suis aussi

    Le gusta a 1 persona

    1. 😀 Yo creo que muchos de esos “defectos” son en realidad virtudes, como ese “chauvinismo” que les ha permitido mantener una industria cultural muy potente (cine, música) y no ser arrollados por lo yanki – como muchos – o el saber valorar y defender lo suyo. Yo en Francia he estado poco, pero, por circunstancias que no vienen al caso, en mis años “muymozos” tuve bastante contacto con estudiantes franceses y, salvo raras excepciones, no encontré ningún problema.
      Besazo, Moni

      Me gusta

  4. Pues mira por donde en lo último estamos de acuerdo. Creo firmemente que esa unión Europea sólo ha hecho que seamos más pobres. España ya no es que sea diferente, es que solo es lo que quiere el gobierno europeo y no me gusta nada de lo que de allí viene. Lo del enfado de los franceses lo entendería con el gobierno anterior o si gobernase la señora Lepen. De un gobierno que no hace lo que sus siglas dan a entender demuestra quién gobierna Europa .

    Me gusta


  5. Hay que volver a levantar los adoquines l+de las calles, de París, del mundo. Debajo está la playa que todos queremos.
    ¿Socialdemocracia? Bonito invento de las gentes del poder… Son listos esos ….

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Le gusta a 1 persona

    1. Tuvo su momento, hombre, y hasta consiguió cosas… cuando podía blandir la amenaza de URSS. Después, para mí, se ha disuelto entre dirigentes muy sospechosos y su sometimiento absoluto al liberalismo más salvaje, el que entrega el poder a las corporaciones y se lo quita ya no a la gente, sino también a los estados.
      Abrazos, Ñoco

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.