Bajo banderas

“—Esos hombres que habéis traído, ¿qué calidad decís que tienen?
—Bien entrenados, bien equipados y todos ellos devotos de Cristo —contestó Le Mas—. Le exprimí doscientos voluntarios al gobernador Toledo, bajo amenaza de quemar sus galeras. Los demás fueron reclutados en nuestro nombre por el alemán.
La Valette arqueó una ceja.
—Mattias Tannhäuser —dijo Le Mas.
—El primero en advertirnos de los planes de Suleimán —añadió Starkey.

La Valette miró al espacio vacío de la sala, como queriendo conjurar un rostro, e hizo un gesto de asentimiento.
—¿Tannhäuser nos ha pasado la información? —preguntó Le Mas.
—No ha sido un acto de caridad —explicó Starkey—. Tannhäuser nos ha vendido una cantidad colosal de armas y municiones para esta guerra.
—Ese hombre es un zorro —dijo Le Mas, sin ocultar su admiración—. Muy pocas cosas suceden en Mesina que escapen a su atención. Además, sabe tratar a los hombres y seguramente sería un compañero valeroso en cualquier batalla, porque fue devshirme y pasó trece años en el cuerpo de jenízaros del sultán.
La Valette parpadeó.
—Los leones del islam —dijo.
Los jenízaros eran el cuerpo de infantería más feroz del mundo, la élite de los ejércitos otomanos, la punta de lanza de su padre el sultán. Estaba compuesto íntegramente por jóvenes cristianos, criados y entrenados por una fanática y despiadada corriente de la secta islámica de los derviches bektasíes, para que ansiaran la muerte en nombre del Profeta. La Valette miró a Starkey buscando confirmación.
Starkey rebuscó en su memoria detalles de la trayectoria de Tannhäuser.
—La conquista de Persia, el lago Van, el aplastamiento de las rebeliones safávidas, el saqueo de Nahjiván. —Notó que La Valette parpadeaba por segunda vez. Había sentado un precedente—. Tannhäuser ascendió al rango de capitán y pasó a formar parte del cuerpo de guardia del primogénito de Suleimán.
—¿Por qué abandonó a los jenízaros? —dijo La Valette.
—No lo sé.
—¿No se lo has preguntado?
—No quiso darme una respuesta.”

Tim WillocksLa orden, 2006

Anuncios

10 comentarios en “Bajo banderas

  1. Aaah!! El sitio a Malta por los Otomanos…Y también dice la wikipedia que a Willocks le gusta jugar al póker…a mí me gustaría mucho saber. Jejj, debo leer mucho más.

    Me encanta la foto, mucho; es una auténtica maravilla ese lugar, dónde es? No será Malta? Te has ido a Malta?? Ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy….
    …………………………………
    Un besazo, Xibeliuss 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. 🙂 Si, es la Malta de verdad. Estuve hace años y volveré. La foto, salvo error, es del fortín donde se desarrolla esta escena de la novela.
      A veces, cuando vuelvo de un viaje cargado de fotos, proceso dos o tres y las demás se quedan ahí, apartadas por las nuevas que haces a diario. De vez en cuando me apetece rebuscar en los archivos y dedicarle tiempo a pulir la imagen, a “finalizarla”
      La (teórica) saga de “La Orden” es de esas más grandes que la vida: batallas asombrosas, héroes de moral dudosa, monjes caballeros, traiciones, mujeres de acción… y, todo eso, además con aceptable fidelidad histórica. ¿La pega? 600 y pico páginas y que no acaban de salir los otros dos libros de la trilogía 🙂
      Un besazo, Moni. ¿Empezaste ya con Gormenghast?

      Me gusta

      1. Pues sí, empezarlo lo empecé…
        JAJAJJ…..Me pasó con Gormenghast una cosa, jeje..que “me pilló el toro”, y sólo pude leer algo menos de la mitad antes de entregarlo a la biblioteca pública de nuevo; no valgo para pasarme de días en la biblio…son tan majos…Pero no pasa nada, lo volveré a sacar, ahora que lo encontré. Es que no lo venden, leñe…jejje, no sé que pasa con algunos libros, ni que les pidieras las tablas de Moisés (que no me cae muy bien, Moisés, por cierto).
        Pues hablando de Gormenghast…bueno, ya sabes que no soy una gran lectora, no sé qué pasa, muchos libros que empiezo me aburren, debo ser yo que no me concentro. Pero este es una auténtica maravilla para mí. Todo me gusta, sus densas descripciones, el ambiente descabellado e irreal me parece un mundo fascinante, sus personajes, ninguno “normal”, ni uno. O sí? Su vigorosa decadencia, sus muros de piedra cubiertos de musgo y de historias distintas a todas las demás. Es como encontrar luces en medio de sombras inmensas o vida dentro de la muerte. Y eso que ya te digo que aún no lo he leído.
        Me resultó chocante preguntar por él a gente que adora y devora títulos del género de la fantasía y no tenían ni idea de su existencia. En su momento, me recomendaron “El nombre del viento”, con vehemencia. Por ejemplo. Y me lo regaló mi madre, lo leí, y bueno…puede que sea bonito, pero a mi decepcionó un poco. Y si soy sincera del todo, ahora que no me oyen, me aburrí como una ostra con tanta magia previsible y con la personalidad engreída tanto del prota como de su especie de novia, y esas cosas de chicos de colegio mayor. Uy, esto sí que debe ser un sacrilegio, y gordo XD, y no lo del tejón con Bunbury XD
        Pues eso, que me enrollo; que soy un desastre de lectora, pero que me enamoró el mundo de Gormenghast, y que a ver si lo acabo, sin prisa, no sea que me “aturulle”, como dice tejón. Ya te contaré 😉

        Un besazo Xibeliuss, y perdón por el rollazo:)

        Le gusta a 1 persona

        1. Jjejejee No voy a hablar mal de “El nombre del viento”: para mí está bien escrita, está bien hecha, tiene un buen acabado… casi como una película de Hollywood. Lo único que después de ya tantas historias de espada y brujería ya no puedes ser sólo bueno para despertar el interés.Posiblemente, la Trilogía del Batzan que recomienda el Tejón sea más imperfecta, pero a mi me resultó muy agradable. Sobre todo el segundo libro.
          Hala, ya tienes más tarea para el verano 😀 😀 😀 😀

          Me gusta

    1. Y para los aficionados a la historia, un “pastelito” en el que no sabes a qué quedarte: que si los templos neóliticos, que si las fortificaciones y palacios de las órdenes militares, que si las catedrales protestantes, los restos de las defensas de las Guerras del S.XX… todo muy a mano y para recorrer en transporte público. Ya digo: yo tengo que volver.
      Un abrazo, Cayetano

      Me gusta

  2. Seductora imagen con la historia que tiene. Un poco de “potochóp”no le habrían venido mal a las grúas y a la torre eléctrica del fondo. La herramienta , “rellenar según contenido es la que más me gusta,jjjj.
    Moni, cuando termines Gormenghast, sigue por la Trilogía del Batzan, de Dolores Redondo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jjajaja Hace ya tres años que el uso indiscriminado del photoshop me quemó la placa base de un portatil sin reparación posible (o económicamente asumible) Así que lo he dejado por programas que, quizás no den tantas posibilidades, pero son mucho más ligeros. Ahora soy más feliz 😀
      De todas maneras, nunca he sido muy dado a eso de quitar cables, gruas y cosas de esas: si están ahí, ahí tienen que salir.
      Un abrazo, amigo.

      Me gusta


  3. No seas jenízaro, me decía mi padre y no precisamente como un halago…
    Estupenda foto. No tengo el gusto de conocer Malta pero tu foto constituye un excelente reclamo publicitario.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Me gusta

    1. Jjeje Es verdad: “jenízaro” era muy de insulto de señor mayor. Ya casi lo tenía olvidado.
      Pues pon a Malta en tu agenda: estoy seguro que la ibas a disfrutar.
      Un fuerte abrazo, Ñoco

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.