Bolero / Limbo 1

“A ti te ocurre algo
yo entiendo de esas cosas
hablas a cada rato
de gente ya olvidada
de calles lejanísimas
con farolas a gas
de amaneceres húmedos
de huelgas de tranvías
cantas horriblemente
no dejas de beber
y al poco estás peleando
por cualquier tontería
yo que tú ya arrancaba
a que me viera el médico
pues sí no un día de estos
en un lugar absurdo
en un parque en un bar
o entre las frías sábanas
de una cama que odies
te pondrás a pensar
a pensar a pensar
y eso no es bueno nunca
porque sin darte cuenta
te irás sintiendo solo
igual que un perro viejo
sin dueño y sin cadena.”

tango_by_sedats

Letra: José Agustín Goytisolo
Música: Michel PetruccianiBésame mucho.
Fotografía: Sedat Saatcioglu “Sedats”

Anuncios

9 comentarios en “Bolero / Limbo 1

  1. Goytisolo dedicó ésta obra a Jaime Gil de Viedma poeta que decía de si mismo”Me odio a mí mismo porque tengo que envejecer, porque tengo que morir”. Yo se poco sobre la obra de los dos. No suelo esforzarme en intentar comprender el porque de ese vivir atormentado de personas que no tuvieron que doblar el lomo para extraer alimento de la tierra y tienen otra filosofía de vida muy diferente a la que tenemos los que trabajamos y nos esforzamos por llevar pan a la mesa todos los días. Envejecer no me causa ningún trauma, precisamente es algo a lo que vamos caminando desde que nacemos y llenar los días de ese camino es lo que hace la vida tan interesante. Cada cual se hace su camino.

    Me gusta

    1. Inés, siempre guardaré respeto a quienes tienen que doblar el lomo para poner un plato de comida en la mesa cada día. Y más si nunca tuvieron la oportunidad de llevar una vida diferente. Ahora bien: para mi el trabajo físico no el ideal que guía mis pasos. Creo, con Lafarge, que demasiado a menudo “el derecho al trabajo no es otra cosa que el derecho a la miseria” y como Rusell no creo que “el trabajo en sí sea bueno, sino que el ocio es bueno. Y con la técnica moderna sería posible distribuir justamente el ocio sin menoscabo para la civilización”

      Quiero decir que siempre honraré a mis antepasados que pasaron su vida trabajando como bueyes “sin esperar más memoria que el olvido”, pero… ésa no es la vida que yo quiero para mi y tampoco para mis hijos. No sé gran cosa de la vida privada de Gil de Biedma (yo siempre lo he visto así, con B) o de Goytisolo, y tampoco me importa mucho, pero lo que han ellos han escrito, lo que yo he leído de ellos – y de otros cuantos, muchos, que nunca tuvieron que doblar el lomo – me han hecho crecer como persona, tanto si me gusta lo que me cuentan como si me opongo a ello con todas mis fuerzas. No me asusta el trabajo: me asusta que, al morir, lo mejor que puedan decir de mí sea algo del tipo “Trabajó toda su vida como una bestia y nunca apartó la cabeza del surco” Eso sí me da miedo.

      Le gusta a 2 personas

  2. Yo lo encuentro más tango que bolero… Igual a Gil de Biedma los boleros le gustaban más porque le encantaban las mentiras hermosas bien contadas. Los boleros cuentan bolas, igual por eso se llaman así 😀 pero yo este bolero lo encontraría mucho más tango aunque no estuviera acompañado de esa foto tan chulísima…

    El limbo mola mil. Es un lugar para quedarse.

    Un abrazo

    Me gusta

    1. Jjejeje Sí que es un tango, descarado. Pero si el autor lo tituló “Bolero”, pues yo no le voy a llevar la contraria. bastante que le pongo el “Bésame mucho” que es uno de los boleros que más bolas cuenta por estrofa 😀
      La foto de Sedats es de las que dan envidia mala. De la de “Y yo porqué no estaba allí” y “Da igual, no me hubiese salido esto ni de coña” 😀

      Un beso grande, Vega. El limbo va a toda pastilla, espero que no se haga cansino.

      Me gusta

  3. Que gran y perra verdad esconde el desencanto; acabar como un perro viejo, solo, sin dueño y SIN CADENA, lo tiene todo de triste, y de digno. Que ironía.
    Emocionante.
    Un belleza de piano, y de tango:)
    Besazo, Xibeliuss

    Me gusta

    1. Síiiii… sobre todo los últimos versos son muy de tango: lo que pasa que los auténticos tangueros no tienen que guardar las formas de la “alta literatura” y se lanzan con el cuchillo entre los dientes. Éste es de Discépolo:
      “Fiera venganza la del tiempo,
      que le hace ver deshecho
      lo que uno amó…
      Este encuentro me ha hecho tanto mal,
      que si lo pienso más
      termino envenenao.
      Esta noche me emborracho bien,
      me mamo, ¡bien mamao!,
      pa’ no pensar…”
      En este Limbo veremos un poquito de todo: tragedias como ésta y también alguna comedia (o al menos a mi me lo parecen) No todo va a ser tirarse de los pelos, que para eso ya está la tele 😀
      Un besazo, Moni

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.