Desazón

suricato

En todos los blogs que he lanzado o en los que he participado desde que me inicié en el mundillo – unos cuantos ya, ¡ay! – una constante se repite con la contundencia de un principio matemático: las entradas en las que publico mis relatos son… las menos visitadas. Por supuesto, los relatos no tienen la culpa de nada: los problemas se centran en lo avanzado de mis propuestas (ejem), la dura competencia que los videojuegos han supuesto para la literatura en general y, sobre todo, mi nulo dominio del marketing en Internet (nunca soy capaz de encontrar la hora de mayor audiencia, mi target de público objetivo, el branding, el networking, ni siquiera el one to one, baby)

Hoy, con la casa barrida y los cajones limpios, doy comienzo una nueva temporada del blog. ¿Qué puedo hacer para festejarlo? Han acertado: voy a publicar un relato propio.

Se titula “Desazón” y aquí lo tienen, a su diposición.

Pulsen, si lo desean, en el siguiente enlace para entrar en el Club de Lectura. Como siempre, realmente gratuito, sin suscripciones y sin compromisos.

“Una falta de equilibrio, una tensión desdibujada. Un algo que le hizo dejar de atender a las palabras de Julia y mirar en torno suyo, hacia las demás mesas del restaurante. Todo se veía normal.[…]”

Entrar al Club de Lectura

Anuncios

21 comentarios en “Desazón

  1. Hice griego en el instituto, pero me has mandado al diccionario a buscar peristáltico. Después de leer el significado me quedé un rato pensando que claro, que sí, que que otra cosa iba a ser 😀 😀 😀

    Y ahora te voy a decir una cosa en plan madre, Xibeliuus, tú no necesitas ni marketín ni marketina 😀 😀 :D. porque tienes todo lo demás: estilo, imaginación, coherencia, humor y verdad. Y otra cosa ya en plan yo, de todas las entradas que he leído (y publicado) en todos los blogs que he seguido desde hace ya unos cuántos años, las que más me han gustado siempre son aquellas que llevan relatos tuyos.

    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy bien transmitida la sensación de angustia y desazón, con unas gotas de tedio y asco, otras de visita al dentista… y la digestión haciendo de las suyas.
    Otra cosa es la afluencia de visitas y/o comentarios. Para tu información y consuelo, te diré que mis entradas literarias también son las menos visitadas y comentadas, tanto en mi blog como en facebook. Prueba a poner una chorrada y verás el éxito que cosechas. Leer un texto con enjundia requiere concentración, atención y elaboración mental. Muchas veces, la gente solo quiere algo ligero. Es lo que hay.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Cayetano.
      Como te decía, la “introducción” hay que tomársela con sal y pimienta; o, a un mejor, a coña marinera. Por supuesto que me gusta enseñar lo que hago y ojalá tuviese una gran difusión, pero a estas alturas de la partida no tengo ni tiempo ni ganas de andar peleándome por conseguir visitas. Publico mis cosas como quien las enseña a su grupo de amigos y con eso me basta, de verdad.
      Un saludo.

      Me gusta

  3. Madre mía, ¡qué nivel, Maribel! Como dicen más arriba, no necesitas tener en cuenta cosas de “marketing”, poco a poco te llegará lo que mereces haciendo lo que te gusta.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jjajajaja
      Gracias, Pepe.
      Nos conocemos hace poco y quizás por eso te puede parecer que digo algunas cosas más en serio de lo que en verdad es mi intención.
      Para este blog no utilizo “marketing de internet”, ni busco posicionamiento, ni siquiera me planteo qué hora es mejor para publicar. Si mis amigos me leen, y además me cuentan lo que les parece, yo ya voy sobrado 🙂
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias por la aclaración, pero la verdad es que todo esto de “marketing”, posicionamiento y tal me viene muy grande, pero seguro que hay gente que lo hace.
        Me alegra saber que escribes porque te gusta para gente que te importa y no para ganar fama, que eso suele conllevar una pérdida de calidad.
        Un saludo y sigue así, máquina.

        Le gusta a 1 persona

  4. Gracias una vez más por tan magnifico regalo, lo he leído sin ninguna contracción estomacal, ahora, entiendo que en un sitio así no se pueda comer a gusto, y menos si además el siricato es un civato.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  5. Tienes toda la razón, escribes cualquier ahorrada en las redes y corre como la pólvora si la tontería en cuestión triunfa, se hace viral, como dicen ahora, pero los blogs son otra cosa, más doméstico, familiar y de pequeño grupo, pero pienso que tiene una satisfacción mayor y es que quien entra y lee ya tiene mérito y si comenta es un amigo, y eso sí que compensa; aunque quizás la mayor satisfacción la tenga quien escribe, porque leer cuesta pero escribir es muy difícil.
    Un abrazo, Xibeliuss.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buena comparación, Valverde. Los blogs – los que los leen, los que los escriben, los que los comentan (que todos hacemos todos los papeles) – son como un pequeño grupo de amigos en el que de vez en cuando saca un tema y “guía” la conversación por ese lado. Luego le tocará a otro y después, a otro más. A veces alguno se aleja un tiempo, vuelve, etc. Yo me siento muy cómodo así.
      Abrazos, Valverde

      Me gusta

  6. Me encantó. La forma de describir las sensaciones,el espacio, la escena, las reacciones, la tensión, el suricato….todo!
    Y estoy deseando el siguiente.
    Me gustan mucho los relatos descriptivos, que crean una atmósfera, y una sensación; he vivido la angustia del protagonista (le añadiría un poco de sensación de falta de aire…no sé si por sadismo). Y he vivido la carcajada y la cara del suricato astuto y eficaz. Pero bueno, que me siento diciéndote estas cosas como si estuviera explicándole a Einstein la Regla de Ruffini, jejejjjj…
    Que yo sí te leo, y que sí que me gustaaaa, y que escribas más relatos porfa:) leñe!
    Un besazo, Xibeliuss!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Eladio. Tengo muchas historias pendientes de ser contadas, dando vueltas por la cabeza. Lo que falta es tiempo para sentarse y e intentar atraparlas. Sólo entonces, al ponerla en negro sobre blanco, se ve si la historia merecía la pena o no.
      Abrazos

      Le gusta a 1 persona

  7. A mí me encanta tu ricón de lectura, y suelo reservar el momento oportuno para leer relatos uno tras otro… Así que he disfrutado mucho con la batería de “Limbos”, gracias por compartirlos y por regalar tus nuevos relatos. Ansiosa espero las siguientes entregas. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias, Diáspora!
      Subiré otro relato en breve, ya está pendiente de los últimos toques. Y, al mismo tiempo, hay otro que empieza a sustanciarse. Esta temporada parece que viene “literaria” 😀
      ¿Qué tal tus “días en Sanabria”? Espero que los hayas disfrutado como se merecen.
      Abrazos

      Me gusta

  8. ¡Hombre! yo dejé de escribir en el blog porque era mucho esfuerzo pensar para tan pocos comentarios, que era lo que me gustaba del invento. Por eso me pasé a la foto pero que sepas que todos sus relatos son leídos aunque… ¡mea culpa! luego no comento ¿será posible? hago lo mismo de lo que me quejo. ¡No volverá a pasar!
    Bueno, heme aquí de nuevo después de una temporada de descanso.
    Salu2

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hombre, Juan Carlos! Me alegra tu regreso.
      Sí, los comentarios muchas veces son el máximo aliciente para seguir; aunque también hay veces que se hacen monótonos, para quedar bien, y caemos en la tontería de “comentar para que nos comenten” y eso tampoco es.
      Yo me mosqueé mucho con eso, porque llegó un momento, en otro blog, en el que se notaba quién se había leído la entrada (ya no digo cuento) y quién no, que parecían que se hacían plantillas válidas para cualquier tipo de respuesta 😉
      Pero probé a no permitir comentarios y esto era como jugar uno solo a la pelota: que te aburre enseguida.
      Saludos y bienvenido de nuevo.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.