Obsolescencia programada

Ocho años y pico, no llega a nueve. Millones de pasos juntos, miles de imágenes en el recuerdo: por una vez “todos esos momentos” no “se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia…“. Y todo gracias a ella, que estuvo a mi lado y lo hizo posible. Ella se encargó de guardar esos recuerdos.

La que ustedes ven es una de las últimas fotos con la que ha sido mi cámara durante los últimos años. Aquí ya estaba teniendo problemas con el enfoque, le costaba cada vez más encontrar puntos en los que fijar su atención. Poco después empezó a fallar todo lo demás hasta el colapso final, cuando ningún botón era capaz de responder.  La llevé al especialista pensando que tal vez no fuese nada demasiado grave; la respuesta fue rápida, contundente: no cabía salvación posible. Un modelo obsoleto, para el que no se fabrican piezas… nada que hacer. “¡Caray!” – pensé – “Un modelo lanzado hace diez años, sin piezas de repuesto“. Y no estamos hablando de cualquier marquita que aparece y desaparece en un amén: comprada ya de seguna mano, sí; pero una pedazo Canon Eos 20D con todas las de la ley.

Este es el mundo en el que vivimos y no vale pararse en lamentaciones: me ha tocado volver a comparar cámaras (¡que se ajusten a un menguado presupuesto!), hacer cábalas y cuentas, caer seducido por modelos inalcanzables, pedir opiniones, visitar tiendas… ah, seguro que ustedes también han pasado por ello, no cuento nada nuevo. Y por fin ya hay fumata blanca: empecé a tomarme las cosas medio en serio en esto de la fotografía con una Zenith 12 (analógica y totalmente manual, por supuesto), seguí con una Vivitar 3000 y otras de escaso recuerdo; mi primera máquina con automatismos fue una Minolta, mi primera digital una Pentax; la primera reflex digital fue la Eos 20 y ahora sigo prisionero de Canon, parte por gusto y parte muy importante, para poder seguir aprovechando el equipo que he ido reuniendo. Así pues, la elegida es una Canon Eos 100D  que deberá convivir con mis viejos objetivos.

Espero su llegada en los próximos días. A ver qué tal nos llevamos todos juntos 🙂

Pd. Antes del fallecimiento de la Eos 20D, esta entrada se iba a llamar “Comecocos” y decía así:

“Los videojuegos no tienen ninguna influencia sobre los niños. Quiero decir; si el Pac-Man hubiese influenciado a nuestra generación estaríamos todos corriendo en salas oscuras, masticando píldoras mágicas y escuchando músicas electrónicas repetitivas”
Marcus Brigstocke, citado por Kristian Wilson (Ejecutivo de Nintendo, 1989)

Anuncios

23 comentarios en “Obsolescencia programada

  1. Muy frecuente eso de que vayas a arreglar algo y te digan que no merece la pena, mejor comprar lo nuevo. Como bien dices en ocasiones no son máquinas nada baratas y te encuentras que ya no quedan repuestos, imposible el arreglo o, en ocasiones, se estropea una pieza pequeña y tienes que cambiar el cuerpo entero. De todas las maneras, seguro que la recibes con ilusión y le sacas todo el potencial que tiene una nueva cámara.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Al final todo forma parte del exceso de mercantilismo en que vivimos. Canon, por ejemplo, tenía tres sectores de público a los que dirigía sus productos: el profesional, el aficionado y el tramo medio, entre aficionado avanzado y profesional; y todo este rango lo cubría con cinco o seis modelos que compartían gran parte de sus “tripas”. En los últimos años, por lo que he podido ver, ha segmentado estos tres sectores hasta la centesima y casi ha sacado modelos para cada una de esas centésimas, cada uno de su padre y de su madre; con lo cual, aunque quisiera – cosa que dudo – mantener en el mercado repuestos para todos ellos, dudo que le resultara rentable.
      Un abrazo, Valverde

      Me gusta

  2. Vivimos en la era de usar y tirar. Pocas cosas son las que duran un tiempo razonable. Parece que no interesa a los mercados eso de una máquina para toda la vida, ya sea una lavadora, un aparato de música, un móvil, un coche o uno de esos trastos que usáis los expertos para hacer fotos.
    Saludos y suerte con la nueva.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Máquinas para toda la vida! Uf. Y entonces… ¿cómo nos van a vender su siguiente modelito? Nada, nada: si piensas asíeres un antisistema que está en contra del crecimiento económico. Estos cacharricos electrónicos, como las camisetas:que se pasen de moda de un año para otro y a seguir comprando.
      Gracias, cayetano. Saludos

      Me gusta

  3. Pues si la reina ha muerto, viva la reina, Xibeliuss 😉

    Creo que lo que has comprado es un pedazo de camarón de la Isla. Echarás de menos la vieja, pero sólo de manera sentimental. Has sido rápido, yo todavía estoy sin pc, jaja

    La despedida de la cámara está a la altura, eh? La foto es muuuuy chula 🙂 Bien decía el fulano aquel que lo más importante de una cámara de fotos estaba más o menos treinta cms por detrás de ella 🙂

    Lo del de nintendo es un poquitín aterrador.

    Menos mal que vuelves, ya me andaba preocupando… y nos debes la entrega de la sonrisa de los tristes, yo no te quiero poner presión, pero el deber es ante todo 😛

    Un abrazo grande

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, yo también creo que la nostalgia por la vieja va a ser meramente sentimental.. y breve 🙂 Tengo unas ganas locas de pillar la nueva y empezar a ver de lo que es capaz.
      Lo cierto es que mis planes pasaban por comprar algún objetivo un poco más decente, no por cambiar el cuerpo. Ha tenido que ser al reves, que se le va a hacer. ¡A disfrutarlo, entonces!
      Un beso, Vega

      Me gusta

  4. Sobre ciertas cosas no tenemos control, asi que cultivemos el talento, sobre cuya obsolescencia tenemos potestad. Una abrazo, Xibeliuss.

    Me gusta

  5. Jjajaj…me encanta la foto, del comesetas…es maravilooosa 😀
    Y la cita de “los nintendo”, jaja, muy buena; no dan una.

    Pues que pena lo de la cámara, qué cariño se les coge…es increíble. No la tires, dentro de unos años será una reliquia; yo es lo que haría, guardarla por eso, y cuando vaya a hacer limpieza tirarla XD…Y bienvenida a la nueva. Yo ni idea de marcas, pero seguro que va traerte muy buenos momentos, como la que se fue o mejores. A guardártelos, más bien; bueno, y a traerlos, porque con el afán de guardarlos, los buenos momentos también se buscan:)

    Creíamos que te habías ido a Malta..jejej, cómo tardabas…
    Un beso, Xibeliuss:)

    Le gusta a 1 persona

    1. 🙂 Guardo unas cuantas de las cámaras analógicas, por razones puramente sentimentales: no tienen ningún valor para los coleccionistas porque todas son modelos baratos y muy corrientes. Las digitales… pues han ido desapareciendo con las “limpiezas generales”. Y creo que algo parecido le pasará a la Eos 20, a no ser que me de por venderla o regalarla para que alguien pueda aprovechar las piezas.
      Jjajaja No, han sido unos días ajetreados por unas cosas o por otras. Aunque mira, a Malta sí que tengo ganas de volver y espero que no sea a mucho tardar 🙂

      Un beso, Moni

      Me gusta

  6. ¡Jo! Mi Pentax ME super está en perfecto estado de revista y funciona estupendamente al igual que los objetivos totalmente manuales que usaba. Estoy seguro que seguirá así cuando mi Nikon digital muera por culpa de cosas como lo de la obsolescencia programada de las narices y mira que me j…e. Pero así son las cosas que hoy en día se venden; todas con punto final previsto. Por supuesto, ninguna se puede reparar porque no hay artesanos que sepan y puedan hacerlo y si los hubiera, los precios serían disparatados así que al final se tiran cosas que con reparación podrían durar. Y luego nos quejamos de que la basura nos come por las patas. En fin, ojalá disfrutes de la nueva cámara y disfrutemos de las fotos que hagas con ella muchos años.
    Salu2

    Le gusta a 1 persona

    1. A mi de vez en cuando me entra el gusanillo de comprar unos carretes y recuperar las viejas sensaciones analógicas. Lo malo, en mi caso, es que viviendo lejos de la civilización revelar un carrete me iba a suponer una odisea. ¡Y también me acuerdo de algunos revelados infames que te hacían, todo hay que decirlo! Que te ibas de la tienda con un mosqueo de tres pares.
      Saludos, JC

      Me gusta

    1. Bueno, de momento soy yo quien la está esperando con los brazos abiertos… ¡y con mucha impaciencia! 🙂 Si quiere ver mudo, intentaré acompañarla.
      Un abrazo, cabo. Gracias por pasar.

      Pd. Y por el brindis, no te preocupes. Si puedo llevo yo algo y si no, lo haremos con la imaginación.

      Le gusta a 1 persona


  7. La cámara no hace al fotógrafo, es el fotógrafo quien manda… y te has dotado de un estupendo instrumento. Y eso de poder aprovechar los objetivos es imprescindible.
    Ahora, esperaremos tus mismas estupendas fotos, como la que expones..
    Y sobre obsolescencia programada… ¿quién nos ha programado a nosotros? Más que nada, por pedir el libro de reclamaciones.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Le gusta a 1 persona

    1. 😀 Hombre, estamos de acuerdo en que lo importante es la mirada del fotógrafo… pero unos mínimos son necesarios, leñe: ya quisiera yo ver a Cappa con algunas de las cámaras con las que he tenido que bregar. ¡O con los revelados analógicos que nos hacían la mayor parte de las veces! 🙂 Pienso que lo mejor es acompañarte de una herramienta que no te haga pensar en ella más de lo imprescindible.
      Abrazos

      Me gusta

  8. Y esto nos pasa con las lavadoras, las teles y los teléfonos móviles que no duran años, sino a penas año y medio. Y no depende de nuestro trato, que un poco también, su duración, sino a la famosa tiranía a la que nos tienen sometidos los mercados, ávidos de que nos gastemos los cuartos en nuevos modelos recién salidos al mercado.
    Que se vayan a la porra….
    A ver qué tal se porta la nueva adquisición
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.