Cuentistas

“Ahora ha culminado el viaje al país de las hadas, el libro está hecho y me bastará concluir este prefacio para salirme de él: ¿lograré poner los pies sobre la tierra? Durante dos años viví en medio de bosques y palacios encantados, con el problema de cómo ver mejor el rostro de la bella desconocida que se tiende cada noche junto al caballero o con la incertidumbre de usar el manto que confiere la invisibilidad o la patita de hormiga, la pluma de águila y la uña de león que sirven para transformarse en dichos animales. […]  Ahora que el libro está concluido, puedo decir que no se trataba de una alucinación, de una suerte de enfermedad profesional. Se trataba, más bien, de algo que ya sabía en el instante de la partida, ese algo al que anteriormente aludí, la única convicción propia que me había impulsado a emprender el viaje; y lo que creo es esto: los cuentos de hadas son verdaderos.”
Italo CalvinoCuentos Populares Italianos (Introducción)

Creo con firmeza en que toda la literatura es un cuento de hadas que inició alguno de nuestros antepasados, rodeado de su gente en torno al fuego. O, al menos, en que todos los que de una manera u otra contamos historias intentamos transmitir el mismo sentido de la maravilla con el que aquel australopiteco impresionó a los suyos en lo más profundo de la caverna. El cuento ha encontrado miles de vericuetos, miles de lenguajes y miles de estilos: no deja de ser parte de un mismo árbol bajo el que todos encontramos cobijo.

Cuando yo empecé en esto de los blogs era bastante habitual intercambiar con nuestros lectores recomendaciones sobre los que más nos gustaban. Hoy ya no se hace, o se hace menos, y me gustaría recuperar aquella costumbre, contando ya con que muchos de ellos tienen bastante más difusión que mi propio blog. Espero, además, romper un poco esa “barrera invisible” que separa los mundos de Blogger y de WordPress. Empezamos a este lado del muro:

  • Los árboles invisibles, por Rosa y Teo: “Los árboles están en la naturaleza y en nuestra existencia cotidiana, pero a menudo son invisibles[…] Como buscadores de árboles estamos obsesionados por ellos, por su belleza y su grandeza; y los buscamos tal como se expresan en la naturaleza y en la cultura
  • Cabo Leeuwin, por Anne: Mensajes desde la isla del naufragio “Tengo esta libreta y un trozo de carboncillo para contar mi historia, espero que alguien encuentre mis botellas y las vaya leyendo. Qué los vientos me sean propicios
  • Herméticamente Recto – Artesanía en Papel, por Eladio: Literatura y trabajos de artesanía de alto nivel.
  • ¿Tienes hora?, de Carlos Montalleri: “Cada día tengo más claro que si algo no se soluciona pasando página, habrá que pensar en cambiar de libro. Y en ello estoy, en pleno cambio de libro.Tal vez por eso, solo pretendo saber la hora de mi vida, sin que nadie me explique cómo he funcionado estos años
  • Valentina Maleza, de Valentina: “A ratos escondo las uñas y me dejo lamer también” Bipolaridad intermitente, sensibilidad quebrada.

En un próximo capítulo recomendaremos Bloggers a los WordPresseros. ¡Que lo disfruten!

Anuncios

28 comentarios en “Cuentistas

  1. Miraremos esos enlaces que propones.
    Los cuentistas -entre los que a ratos me incluyo- deben quedarse en el mundo de la creatividad literaria. No hay derecho que desde otros terrenos más prosaicos, con descarado intrusismo, se inmiscuyan algunos en donde nadie les llamó. Que la política debe ser política… y los cuentos, cuentos son.
    Un abrazo, Xibelius.

    Le gusta a 2 personas

    1. Es que hay que ver lo que se deterioran las palabras cuando se les da un uso inadecuado, jejeje El honrado gremio de los contadores de historias ha tenido que sufrir el intrusismo profesional que tú refieres y, encima, ver como el buen nombre de su oficio acaba por asociarse a semejantes charlatanes. No hay justicia.
      Un abrazo, Cayetano.

      Me gusta

  2. Tienes razón. Sí que recuerdo recomendar y ser recomendado para visitar lugares diferentes con escrituras diferentes. Se pierden las buenas costumbres y no sólo por usar 140 caracteres si no que, más de una vez, por purita pereza.
    Y no se me olvida, ese camino es pura fantasía, abre la ruta para encontrar una historia; coincide que acabo de leer Antología del cuento americano y dos primeros empiezan con un viaje por un bosque: Rip van Winkle y El joven Goodman Brown. También es casualidad.
    Salu2

    Le gusta a 2 personas

    1. Buen libro el que estás leyendo, y muy completo. Los bosques en los cuentos tradicionales (o los que siguen su aliento) son el escenario casi omnipresente, un recurso que vale lo mismo de amenaza y de refugio. Quítale los bosques a los Grimm, Perrault o Andersen y desaparecen la mitad de las historias, jejeje
      Saludos, JC

      Me gusta

  3. 🙂 Estoy releyendo “Las ciudades invisibles” A veces creo que me lees el pensamiento y entonces procuro pensar mejor 🙂

    Juraría que cuando abrí el post había un unicornio bebiendo en el charquito, pero ahora no lo encuentro, andaré de reojo en los blogs que nos recomiendas sin perder de vista el bosque, a ver si vuelve a salir 🙂

    Yo traspasé esa barrera invisible de la que hablas , me hice una cuenta en wordpress con la intención de migrar Heidi… desistí porque no me entero de las cosas, siento que tengo, todavía, menos control de las cosas que en blogger osea que de momento me quedo donde estoy hasta que a google le de por cerrarlo como hizo con picasa (grrrrflñagrargrññññarrrrgr)

    Un abrazo grande Xibeliuus y mil gracias por estar ahí.

    Le gusta a 2 personas

    1. Jjejeje Cuando hablo de la “barrera” no me refiero al aspecto técnico: se ven muy pocos comentaristas con perfil de WordPress en los blogs alojados en Blogger y viceversa, como si viviéramos en países muy lejanos y sólo algunos embajadores llegasen a cruzar la frontera.
      En la parte puramente técnica yo también creo que como alojamiento gratuito Blogger es el que te da mayor libertad para manejar tu blog. Sólo que yo hace tiempo que estoy un poquito cansado de Google e intento zafarme de sus dominios, algo así como atacar Júpiter con cantos rodados. Y la verdad es que tampoco me apetece dedicarle tiempo a trastear con la plantilla y el diseño del blog 🙂
      Un besazo, Vega

      Pd. Tú ya piensas “mejor” por ti misma. Sigue así, pequeña padawan 😀 😀 😀

      Me gusta

  4. Agradezco mucho el aprecio que demuestras por mi blog, Xibeliuss. Y agradezco también, y también mucho, esta iniciativa tuya, tan poco habitual. Entro enseguida en esos espacios nuevos. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  5. Muy buena propuesta, aunque yo igual que Vega voy a seguir en blogger, ya me cuesta hacerlo como para meterme en más zarandajas.
    Pero ya me he suscrito a uno de los que recomiendas, aunque todos me parecen interesantes.
    Abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Yo ahora tampoco me cambiaría: me conformo con seguir publicando. Lo mejor que tengo es que nado entre las dos plataformas y descubro cosas interesantes en las dos.
      Creo que podría adivinar a cuál de las recomendaciones te has suscrito 🙂
      Un abrazo, Tejón del Bosque Salvaje 🙂

      Me gusta


  6. Una foto espectacular. Indudablemente. Creo que RR tiene razón,, por ahí andaba algo, tal vez una jano o un trasgo.
    Como recomendación, Las 31 funciones de Vladimir de Propp, aunque creo que hace tiempo lo había citado. Véase Wikipedia.

    un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Le gusta a 2 personas

    1. Creo que sí, que ya hablamos de Propp alguna vez. Muy interesante: en sus “funciones” caben desde la Iliada al Señor de los Anillos por lo menos; algo así como el “árbol” del que hablo en la entrada.
      Gracias, Ñoco. Un abrazo

      Me gusta

  7. Pues claro que son verdaderos!

    Gran y comprometido escritor Calvino, huelga decir que me lo acabas de descubrir, no te asustes…a Marco Polo sí que lo conozco:D
    Propones cosas muy bonitas, eso de compartir letras, emociones, pensamientos…y todo eso que somos en parte…Se irán leyendo todos, por supuesto.
    De la barrera invisible no tenía ni idea, como tú estás en WordPress..jajjja, claro, que no hay barrera que se te resista;)

    La foto la has hecho con la cámara nueva??…Te has comprado una cámara que capta a las hadas entre los rayos de luz??????

    Un beso, Xibeliuss

    Le gusta a 2 personas

    1. No, esta foto es todavía de las últimas con la vieja Eos20, de la misma “sesión” que la foto del comecocos 🙂 Las hadas, los unicornios, las brujas, son por supuesto reales; aunque sólo para algunos. No sé, igual no todo el mundo tiene la llave para entrar en ese mundo secreto.
      Creo que Italo Calvino te encantaría. Pregúntale a Vega a ver si está de acuerdo 😀
      Y también creo que conectarías muy bien con al menos uno de los blogs que me permito recomendar. Ya me contarás.
      Un beso Moni.

      Me gusta

  8. Me imagino al hombres prehistóricos relatando ante el fuego sus hazañas de caza o al mago de la tribu explicar el por qué de la lluvia, de las tormentas o de las sequías mediante leyendas e historias narradas de boca en boca desde tiempos inmemoriales. Por ahí empezó todo y a pesar de navegar en los procelosos mares del siglo XXI contar y escuchar historias sigue estando de moda.
    Un saludo

    Le gusta a 2 personas

    1. Me temo que el link que me mandas abre mis propias estadísticas, Garabatos56com.
      Sigo tu blog desde hace unas semanas y me parece muy interesante lo que haces, siempre es un placer leerte.
      Gracias y un saludo.

      Me gusta

  9. Muy agradecido por tú mención, mi blog, no es solo mío, es también de todos aquellos que lo leéis, algunos se dejan ver, otros prefieren el silencio, pero todos animan a continuar en nuestro reto y a compartirlo con los demás. Un sincero abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, los comentarios siempre son un estímulo y por ello siempre se agradecen; pero también la presencia de quienes prefieren permanecer en silencio. Hoy más que antes los blogs son círculos de amigos y es verdad, son un poco de todos los que participan en ellos, leyendo o escribiendo.
      Gracias a ti, Carlos. Saludos.

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.