Victoriosa

“Vicenzo Torriani sacó el paquete del maletero del Corsa y lo sujetó bajo el brazo mientras cerraba con llave. Dio una vuelta alrededor del coche para comprobar que todo quedaba bien cerrado. Comprobó también que no había aparcado ni demasiado cerca ni demasiado lejos de la acera. Unos meses antes hubiese encendido un cigarrillo para entretener los trescientos metros que lo separaban de su bloque. Lo echaba de menos. Al llegar miró el árbol de Navidad colocado junto a la escalera. La señora Camenzuli cada año lo quitaba un poco más tarde, como si quisiera alargar las malditas fiestas. Se quedó unos segundos enganchado con el parpadeo de las luces.

Todavía Dios reinaba en los cielos y el domingo su equipo jugaba en casa. Podría gritar cuanto quisiera.”


¿Todavía no conoce nuestro Club de Lectura? Más relatos para descargar y leer en este enlace.

Anuncios

14 comentarios en “Victoriosa

  1. Algunos quitan el árbol y las luces de navidad a mediados de enero, pero las grandes superficies te ponen los turrones y el roscón de reyes en noviembre o incluso antes.
    Al de la foto solo le faltan los enanitos del bosque en el jardín.
    Un saludo, Xibelius.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gran verdad! Y en los informativos, la Navidad ocupa justo el periodo entre “La vuelta al cole” y el “Hace frío en Invierno” Vivimos en el año de la marmota.
      Saludos, Cayetano.

      Me gusta

  2. Haces bien en recordarlo, Xibeliuss, y a mí me entran las prisas por comentar algunas cosas que ese bendito cajón encierran. Pero todo a su tiempo. Mientras tanto, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Menuda devoción a la Virgen. Me recuerda de niño cuando en el barrio donde vivía había la imagen de una virgen que iba pasando de casa en casa y se metía alguna moneda, que luego no sabíamos donde iba a parar ese dinero.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Síiiiii, yo también lo recuerdo; pero no de niño, sino de cuando me di a la vida rural. Me trajeron una cruz de madera para que la tuviese unos días en casa. No entendía nada 😀
      Malta es un país muy católico, la imaginería lo inunda todo.
      Abrazos, Valverde

      Le gusta a 1 persona

  4. Somos animales de costumbres, dicen las malas lenguas. Menos mal que, no sé si gracias a dios exactamente, pero cada uno tenemos un “reservado” dónde poder chillar bien a gusto y olvidarnos de las luces nostálgicas de una navidad ya pisoteada, o de si nos pueden robar el coche o no.
    La foto es una joya; no le falta de nada…ni le sobra, define bien un carácter, o una idiosincrasia (o una indiosingrasia? 😉
    Torriani ? Me suena, bien.
    😀
    Un beso, Xibeliuss

    Le gusta a 1 persona

    1. Jjejeje Eso lo dicen las malas lenguas y hasta alguna buena 🙂
      Chillar está muy bien: yo mismo debería hacerlo más. Pero me da cosa eso de irme a un recinto para hacerlo, me suena casi a novela de estas de ciencia ficción distópica. “Desahoguesé aquí. Horarios: Domingos, 19-21,30h. Resto de la semana, Cerrado” Uf, casi que sigo caminando 🙂
      Un besazo, Moni

      Me gusta

  5. Hay una secuencia en Belle Epoque, la peli de Trueba que me gusta muchísimo, es cuando vuelve la mujer de Fernán Gómez y se pone a cantar y él, desde la cama, medio dormido todavía la reconoce y deja escapar aquello de … puñetera

    Pues eso es lo que me pasa a mí cada vez que empiezo a leer algo tuyo… puñetero 😀

    Esta vez “puñeterus interruptus”, que yo creo que Torriani merece más recorrido 😛

    La foto es una chulada y merece ser escenario de esos juegos de hidden objects

    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Jjajaja Más que interruptus, esperaba que cada uno terminase la historia a su manera, cada uno en su cabeza.
      Normalmente, cuando cuento una historia conozco mucho más (¡muchísimo!) de la vida de los personajes de lo que luego utilizo. Estoy probando otro método ahora: fijo el foco en un solo detalle. Y a ver qué pasa.
      No quiere decir que haya abandonado nada 😀 Está escrito y sólo queda que quede tan bien como para que pueda defenderlo.
      ¡Un besazo!

      Me gusta

  6. Una foto muy completa, jjeje…quizás le falte el árbol de Navidad.
    Los microrrelatos son como ese aperitivo delicioso que anuncia un ágape inolvidable…Pues eso, que me gustaría oír a Torriani lanzar improperios dominicales frente a la pantalla…;-)
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. En este caso, creo que anuncia más una ronda de pinchos en la zona de bares del casco viejo, jejeje Tengo en cartera una serie de micro relatos así, sueltos e independientes.
      ¡Aunque ahora en los tiempos de twitter y los 140 caracteres esto es casi una epopeya!
      Un fuerte abrazo, Marisa

      Me gusta

  7. Sospecho que Vicenzo Torriani sufre un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Comprobar así un coche es quizás algo extraño en el caso de que sea un Corsa con cierre centralizado.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.