Especial Navidad

Recuerdo que aquel año Moni Revuelta subió una montaña con vistas al mar porque quería creer, y brindar por ello con el universo alrededor. Recuerdo que Humo no le quitaba ojo de encima, el gesto expectante, preparado para seguirla hasta los confines del mundo con razón o sin ella. Pedro y Nácar estarían también en la partida, seguro.

Recuerdo que Vega hacía bromas por lo bajinis sobre los creyentes y los brindis universales y se decía, un año más, poseída por el espíritu del viejo Scrooge – aunque hacía ya tiempo que no tomaba azúcar, hasta las pullas más ácidas sonaban dulces con el cariño que les ponía. Me acuerdo que andaba muy atareada con la fiesta del cole de los gremlins mientras recolectaba recetas y se quejaba del trabajo que le venía encima. Miraba los catálogos de viajes y fantaseaba con escaparse lejos, muy lejos, a un hotelito perdido donde se lo diesen todo hecho. No recuerdo si al final lo hizo.

Recuerdo que El Tejón volvió de una de sus pateadas, como siempre, con los ojos brillantes por lo que había visto y las palabras escapando de su boca por las ganas de contarlo, pensando que para qué deshacer la mochila si en un par de días ya tenía otro plan. Se pasó por la cueva a rociar los semilleros y se quedó un momentito junto a unos plantones de castaño que crecían que daba gusto verlos. Recuerdo que enseguida se puso a trastear con Mila en la cocina ¿o era a picotear a escondidas?

Recuerdo que a Ñoco no le gustaba la Navidad, pero celebraba el Solsticio de Invierno, el Sol Invictus pagano tan arraigado en sus hayedos y en sus caminos. Me acuerdo que se dio la vuelta e hizo una foto del momento justo con el encuadre perfecto. Nos sacó a todos con la boca abierta.

Recuerdo que Arena estaba pintando un retrato a gran formato de una mujer valiente, con unos ojos enormes que nunca acababan de decir cosas. Recuerdo que Eladio tenía un montón de trabajo en el taller – ¡la campaña de Navidad! – y aún así conseguía robar unos minutos para dar forma a esas historias sobre Marosa y Danilo Manso que el fantasma de Cortazar leía a hurtadillas por encima de su hombro. Recuerdo que por entonces Valverde salía a pasear cada mañana con su podenco y hacía fotos de la cencellada con la que la niebla esculpía las riberas del Duero. Recuerdo que Diáspora buscaba en la luna la distancia que la separaba de casa. Me acuerdo de Cayetano, tantos años dedicado a la docencia y todavía mostrando el camino para dejar el laberinto. Me acuerdo de Carlos, rellenando una libreta tras otra con apuntes para sus cuentos. Me acuerdo de Álvaro, espero que no ande lejos de sus montañas. Me acuerdo de Carmen y de su Béjar, que algún día recorreré siguiendo sus escritos. De Manuel Cerdá, en un paraíso hecho de discos y de libros. De Evavill. De María Antonia. De María del Mar. De Noteclaves y de Pablo.

Me acuerdo de Madame, de Amio, de Marisa, de Enrique, de DLT, de Soledad, de Valentina, de Anne de Cabo Leeuwin (¿abandonó la isla?), de Logio, de Mercedes, de Rosa, Teo y sus árboles, de Luther, de Risk, de Anderea, de Félix, de JC, de los que he perdido la pista, de los que ya no están, de los ahora me olvido.

Me acuerdo que Xibeliuss quería escribir un cuento de Navidad – “Un Especial Navidad” – decía él – “que no es lo mismo” – y no conseguía dar con el tono adecuado. Recuerdo que en estas fechas saltaba de maleta en maleta y se quejaba, como siempre, de la falta de tiempo. Recuerdo que intentaba sacar adelante un proyecto – “¡interesantísimo!” – con @M0uz0, que no publicaba tanto como quería en los blogs, que se le amontonaban las fotos, las hechas y las de por hacer…

Esta entrada, además de una pequeña travesura, es un plagio descarado de “Me acuerdo”, de George Perec. Pero como éste copió la idea de Joe Brainard, supondremos que tiene menos delito 😀

La bonita copla de Juanito y Juanita Valderrama tiene que ver con el “Especial Navidad” que el Narrador Omniscente dice que está escribiendo Xibeliuss. Veremos si es capaz de terminarlo.

Anuncios

38 comentarios en “Especial Navidad

  1. Esta mañana estuve viendo los castaños y los caballos que tanto miedo dan.
    La mochila la tengo preparada por si hay que salir a buscar al gordo de barbas blancas que anda perdido entre la nieve.
    Una entrada genial,amigo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Estoy segura de que Xibeliuss es capaz de terminar cualquier cosa que él quiera terminar:)

    Cada uno de nosotros hacemos el camino de la vida. Entre esas luces blancas que rebotan en las ramas, mirando hacia delante, a veces una mirada atrás, pero sólo de confirmación; y pisando fuerte con la contundencia invencible de la inocencia y la ilusión.
    Aquel año recuerdo que aprendí una cosa, que cada otoño tengo que vivirlo como único, porque es único, venga como venga. Y que los amigos siempre están muy cerca, estén donde estén, y sean como sean. Como mis montañas.

    Gracias, Xibeliuss, muchas gracias por dejarle tu blog al Narrador Omniscente 😀
    Creo que voy a brindar otra vez con vos y con todos…lo siento por miss scrooge (que no es nada scrooge en realidad y también brinda que yo la ví), así que….¡ por la inocencia, por la ilusión, por la amistad…y por los cuentos de navidad, Salud!!!
    ….Y un abrazo emocionado y de dos vueltas 😉
    (Y otro de Pedro y Humo..Nácar creo que te lo quiere dar ella :))

    Le gusta a 2 personas

    1. De acuerdo al ciento por ciento. Cada uno elegimos nuestro camino y nuestro camino, al final, depende sólo de nosotros, de cómo lo enfrentamos y de cómo lo recorramos.
      Tú también dijiste que no están los tiempos para desperdiciar ocasiones de celebrar (cachis! tenía que haber anotado la frase exacta). Así que, aunque ya tampoco bebo, también alzo mi copa por el universo alrededor: ¡Salud y felices fiestas! 😀
      Un fuerte abrazo

      Le gusta a 1 persona

  3. 😍😍😍😍

    Tan bonito esto que has hecho, que has escrito… Casi me convences y todo… lo que pasa es que el otro platillo de la balanza no veas como se está poniendo😥😥 Osea que convencer… pues no, pero si que me has conmovido…

    Muchos besos. Mil. O más

    Le gusta a 2 personas

  4. Venir aquí y leer tus recuerdos me emociona tanto como verme entre ellos y me entran unas ganas de ponerme a escribir y hacer una visita a mi blog que pa qué pero lo mas seguro es que ponga en mi lista de cosas que cumplir para el nuevo año las cuales se van acumulando de un año para otro…veremos como salgo de este lio.
    Jopé hermanito que entrada mas…mas…entrañable,

    Yo tambien creo y estoy segura que acabarás lo que te propongas.

    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 2 personas

    1. 😀 Pues ¡Ponlo en la lista de cosas para hacer el año que viene… Y SE HACEN! En la otra, la de “hacer si ya tal” no vale 😀 😀 😀
      Muchas gracias a ti, hermanita. Un fuerte abrazo hacia levante

      Le gusta a 2 personas

  5. Es un honor para mí figurar en esta preciosa composición, me parece estar viendo una pintura impresionista que tanto me gusta…hecha de pinceladas todas y cada una de ellas con un sentido difuminado pero certero, de recuerdos, imágenes y sensaciones de un ojo observador, sensible..bello..
    Mil gracias por tu mención..
    Besos..infinitos..

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Gracias a ti, Vael, y bienvenida!
      (Ejem, creo que sé quien eres, pero no estoy muy seguro) 😀 😀 😀
      De todas formas, gracias por pasar y comentar

      Me gusta

  6. Buenos recuerdos de una Navidad pasada , acompañado por unos buenos amigos con los que has llegado pasar unos estupendos momentos. Ahora llega una nueva Navidad y la página está en blanco…habrá que pensar como llenarla. Estos buenos amigos seguirán escribiendo sus líneas a las que tu les dará el remate final.

    Besos

    Le gusta a 2 personas

    1. Me gusta la idea de ver la futura Navidad como un folio en blanco que nosotros debemos rellenar. Quizás así nos ayude a todos a hacerla lo más disfrutable posible, aunque en principio uno sea reacio a estas fiestas.
      Gracias, Antonia. ¡Abrazos!

      Le gusta a 1 persona

  7. Andaaaaa. Cuando ví mencionado el nombre de El Tejón empecé a vislumbrar por dónde iban los tiros de esta entrada especial de Navidad y me lo confirmó ver ahí a Cayetano, a Ñoco y a otros buenos amigos y amigas bloggeras. Incluso me ví citada ahí, junto al Béjar de mis entretelas y, como yo no he leído nada de Perec, pues para mí es nuevo y original el texto. Porque lo dices tú, que si no…
    Gracias y felices fiestas y esas cosas…
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

  8. ·.
    Te ha salido un precioso cuento de navidad, tierno, sensible, rodeándote de tus amigos siendo un honor contarme entre ellos.
    Te ha salido un cuento que me gusta tanto que lo podrías publicar todos los años, como otros celebran el Solsticio.
    Por cierto, me ha encantado tu referencia a mi. Prometo tener más cuidado y la próxima vez os sacaré a todos con las boca cerrada, para que no cojáis un aire. Gracias majo.
    ¡y acaba eso, coño!

    Un gran abrazo

    · LMA · & · CR ·

    Le gusta a 2 personas

    1. ¡Hum, repetirlo cada año…! Quizás sea buena idea. A ver si me acuerdo 😀
      El honor es todo, todo mío.
      Un fuerte abrazo, Ñoco

      Pd. Ejem, sigo insistiendo en llamar lo “Especial Navidad” jejejeje

      Me gusta

  9. Eres el hombre más rico del mundo en mis ausencias y aun así te acuerdas de mí… Me has emocionado, querido Xibeliuss, y me has removido la conciencia 🙂 Aunque no estoy por aquí desde hace tiempo, estás y estáis.
    Ánimo en tus proyectos. Entre los míos está volver…y no volver a irme. ¡Ay, ay…!
    Un enorme abrazo como los de antes, crak.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Marisa! Esto sí que es una sorpresa. A veces uno lanza botellas al mar… y los mensajes acaban llegando a su destino 😀
      Echo de menos tu espejo, Marisa: me gustaría mucho que te apeteciera retomarlo. ¡Estoy seguro de no ser el único!
      Un fuerte abrazo, como los de antes o más.

      Me gusta

  10. No me lo esperaba. Creo que nos has tocado la fibra a todos. Mejor cuento de Navidad no podía ser. En cuanto a copiar de otros, creo que todos aprendemos y los demás nos ayudan a mejorar. Un abrazo muy fuerte desde esta Zamora de nieblas y cencellada y a ratos desde Sanabria fría pero hermosa, sea cuando sea.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.