Obsolescencia programada

Fotografía

Ocho años y pico, no llega a nueve. Millones de pasos juntos, miles de imágenes en el recuerdo: por una vez “todos esos momentos” no “se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia…“. Y todo gracias a ella, que estuvo a mi lado y lo hizo posible. Ella se encargó de guardar esos recuerdos.