Etiqueta: foto

No es lo que digo

vittoriosa_25small

Hasta la semana que viene, Lucía. ¡Chao, chao, besitos!

Simone Calleia cerrró la ventana de skype. Comprobó en google calendar que aquella había sido la última consulta del día. Miró la barra de tareas. El reloj marcaba las 23:38. Ningún sobrecito en la bandeja de entrada. Ninguna notificación de whatssapp web. Suspiró. Todavía veinte minutos para la media noche. Dejó sobre la cpu la diadema con los auriculares y el micro. En spotify abrió la playlist de Angelo DeBarre. Por fin se levantó de la silla. Se desperezó. Dio unos pasos de baile al son de la “Valse de Bamboula” hasta la cocina del apartamento. (más…)

Diaeta

La Valetta
“Cuatro meses atrás Espiridiona Fardell se acercaba a su cincuenta cumpleaños. Poco a poco, sin ser del todo consciente de ello, había ido dando por cierto que las partes más importantes de su vida ya habían quedado atrás. Que lo que tenía por delante ya sólo era sentarse en una silla y esperar. Ella, que siempre había tenido cien proyectos en el aire y cien más en la recámara. Que tenía a su lado a un hombre que siempre miró – y empujó – hacia adelante. ¡Que tenía un hijo de quince años! Se había convencido de que ya sólo quedaba espera. Tan tonto y tan duro como eso”

(más…)

¿Comer animales?

“Me alegra comer carne, el jugoso filete/ de lomo, el aromático/ pan de centeno recién horneado,/ el rico trozo de queso, y de la jarra a la boca/ la cerveza bien fría: esto suele censurarse/como algo vulgar, pero creedme: que a uno/lo echen al hoyo sin haber gozado/de un bocado de buena carne/ es inhumano, y eso lo digo yo, que no soy/precisamente de buen comer”
Bertolt BrechtFróhlich vom Fleisch zu essen, Poemas 1947-1956

a_dogs_life_by_davedehaan (más…)

Pastillas para dormir

pastillasparadormir_terraholy

No puedo dormir.

Bueno, jajá, dicho así, suena más grave de lo que es. Parece el comienzo de un cuento gótico, de esos con viejo de ojos desencajados que se levanta a recorrer su mansión palmatoria en mano mientras la tempestad arrecia contra los ventanales del hall. No, lo mío es algo más de andar por casa, más del día a día, jajá. No es que sea grave, pero sí molesto, como una caries que sólo hace daño cuando bebes algo demasiado frío y no te acuerdas de ella hasta la próxima vez. Ni siquiera puedo decir cuándo, cómo empezó. Un día me pareció que me levantaba demasiado temprano, siempre una hora antes al menos que cualquiera en la casa; y, aún así llevaba ya un buen rato dando vueltas en la cama. Y no era cosa del día anterior ni de la semana pasada. ¿Un mes, dos? No pude saberlo. Tampoco quise preocuparme. Son etapas. Eso, etapas.

[…] Pueden leer el relato completo en El Club de Lectura, pulsando aquí. Por supuesto, como siempre, gratis y sin compromisos.

Foto: Terra Holy – visto en Unsplash [Free (do whatever you want) high-resolution photos]

Re-Procesado propio.