Una casa en La Lomba

Fotografía

Cada día paso ante su puerta. Todos los días, al menos dos veces. Desde el coche había visto que guardaba algo especial. El tiempo pasaba, un día, otro día, nunca era el momento adecuado. Ayer paré.

20160218 - barrio de lomba 013_tn

Creo conocer a alguien de la familia propietaria. Alguna vez hablamos, nunca de la casa. Como muchas otras en la comarca, está a un paso del abandono. Ella todavía aguanta. Se ve que se han hecho las reformas indispensables para evitar la ruina: un par de vigas de refuerzo, algún puntal. La vegetación gana terreno, aunque no es de mucho tiempo. Alguien cuida de ella.

png20160218 - barrio de lomba 006_tn

Doy una vuelta alrededor. Y entonces, la sorpresa: en la fachada de poniente, en sempiterna umbría, descubro un fino trabajo de esgrafiado. El esgrafiado es una técnica decorativa  que tuvo una gran implantación en Sanabria y La Carballeda (más en ésta última) entre finales del S.XIX y principios del XX. Esta clase de enyesado se encuentra en una situación muy delicada en todo el noroeste zamorano. En su contra juegan su propia fragilidad, la dureza del clima de la región, el abandono general de las zonas rurales y, no menos importante, la escasa valoración actual de este tipo de decoración frente a la “autenticidad” de la piedra desnuda.

barrio de lomba 018_tn

Pese al deterioro, se advierte a simple vista que el esgrafiado de esta fachada es un trabajo profesional – aunque no muy inspirado, si se compara con las grandes muestras de Codesal o Asturianos. Sin embargo, su importancia crece al darnos cuenta de que la casa se sitúa en Barrio de Lomba, en cuyo contorno practicamente no es posible encontrar otros ejemplos de esgrafiado. Entre los habituales motivos de bustos humanos, palomas, herramientas, se distinguen con claridad las iniciales “J.B.” (¿el artesano?) (1) y la fecha de 1921. El año del Desastre de Annual, para hacernos una idea.

barrio de lomba 017_tn

En la fachada contraria, la de naciente, también aparece esgrafiada; pero la técnica es totalmente diferente: ésta es una obra de un aficionado y no demasiado hábil, además. Los motivos se reducen a hojas apenas abocetadas y alguna paloma de basto trazo. Aparece una fecha: ¿1929?

barrio de lomba 011_tn

¿Por qué una diferencia tan abismal entre las dos fachadas, realizadas con sólo ocho años de diferencia? Es difícil aventurar una respuesta. Es cierto que en la fachada de poniente está la puerta principal de la casa y que quizás tenga una piedra de más calidad, pero queda totalmente de “espaldas” al resto del vecindario: mira hacia el arbolado y los campos, mientras que la otra, con su corredor, da hacia la Llama de Barrio, el más transitado lugar de la aldea. Es posible que la respuesta se encuentre en el reparto de la casa por una herencia y que cada uno de los legatarios la arreglase a su manera.

barrio de lomba 005_tn

Hace unos años un coche se salió de la carretera y se estrelló contra la casa. La pared estuvo derribada unos cuantos meses, hasta que al final el seguro – creo – se hizo cargo de la reparación. Los obreros se esmeraron para dejar todo como estaba antes del accidente. Incluso intentaron recomponer el esgrafiado:

barrio de lomba 020

Tal vez dentro de unos noventa años otro curioso se pregunte sobre el porqué de la grafía árabe.

(1) En realidad, como sabemos gracias a los comentarios, las iniciales son “F.B.” y correspondieron al propietario de la casa: D. Francisco Blanco.

 

Pd. Pulsad sobre las imágenes para ampliar

Mamposterías

Fotografía

“Invadidos por la emoción de su descubrimiento, examinaron las inscripciones de las estelas en un lenguaje incomprensible para ellos, vieron los ricos estucos y relieves creados con sorprendente destreza y con sus lámparas de aceite se adentraron en oscuras habitaciones y pasadizos. Todo estaba envuelto en gruesas lianas y plantas trepadoras. Ese día de 1839 a ellos les cambiaría la vida y también la historia de las civilizaciones en Centroamérica tendría que ser reescrita. “ América, dicen los historiadores, estaba poblada por salvajes, pero ningún salvaje erigió estas estructuras, ningún salvaje talló estas piedras. Arquitectura, escultura y pintura, todas las artes que embellecen la vida han florecido en esta espesa selva…”, escribiría Stephens en su diario.”

Descubrimiento de las ruinas de Copán por los exploradores Stephens y Catherwood, visto en la web de la Sociedad Gográfica Española

Cobreros02