Hay un escritor

Relatos Propios

Hay un escritor que debe escribir un cuento:

“[…]Desde entonces Sarah Winchester dedicó su vida a la construcción de la mansión que hoy lleva su nombre; un edificio imposible, inhabitable, con puertas que se abren al vacío, escaleras que acaban contra los muros y salones sin acceso… Un dibujo de Escher erigido en ladrillo y estuco. Durante cuarenta años, hasta el mismo momento de su muerte, Sarah dirigió personalmente las obras, sin un solo día de descanso. Se piensa que quiso así tener ocupados a los malos espíritus, perdidos en el laberinto en el que convirtió su mansión.”

Anuncios

No soy yo

Relatos Propios

Siempre pensé que eras tú lo mejor que había pasado en mi vida. Siempre pensé que era yo el problema. Mi naturaleza. Mi debilidad. Mi inconsistencia. Como una rémora para un escualo. Como un lastre que no quiere abandonar el barco.

Inocencias

Fotografía

“Si fuera a Religión tendría que confesar al cura un pecado original que cometí el otro día. Pero como voy a Ética sólo te lo voy a contar a ti que me has caído bien, y a media España que también me ha caído bien, porque yo no soy de los que van por la calle preguntando: «Oiga, perdone, ¿es usted cura? ¿Me quiere confesar un pecado bastante original?».