Categoría: Viajes

El Mar Pequeño

“Las mujeres enumeraban las excelencias de la rata en el arroz de la paella; muchos la habían comido sin saberlo, asombrándose con el sabor de una carne desconocida. Otros recordaban los guisados de serpiente, ensalzando sus rodajas blancas y dulces, superiores a las de la anguila, y el barquero desorejado rompió el mutismo de todo el viaje para recordar cierta gata recién parida que había cenado él con otros amigos en la taberna de Cañamel…”

En otro pueblito sanabrés

En otro pueblito sanabrés hay un anciano que sale a pasear a poco que el tiempo lo permita: así se lo dijo el médico y así lo hace. Y lo disfruta, claro que sí. Es una forma de llenar el día ahora que ya no quedan tareas y el cuerpo se queja de cada minuto pasado.